Banca comercial en México, como en tiempos del porfiriato: diputados

La banca comercial en México opera como en los tiempos del porfiriato, con insuficientes servicios a cuentahabientes y población en general, y escaso crédito a las empresas grandes y pequeñas, aseguraron diputados.

Para la legisladora Aleida Alavez Ruiz, una tarea de los diputados para el próximo periodo ordinario de sesiones será reforzar los mecanismos que propicien bajar las tasas de interés y, al mismo tiempo, fortalecer a la banca de desarrollo y social con el fin de que haya mayor competencia en este sector.

Entrevistada por Notimex, la vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados comentó que el trabajo de investigación y recomendaciones sobre el sistema financiero que elaboró la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y que fue entregado al Congreso de la Unión, debe ser revisado con detenimiento por la Comisión de Hacienda en primera instancia.

Consideró que es preocupante la falta de competencia en el sistema financiero, pues es lo que propicia que los usuarios tengan una mayor oferta de productos y servicios, con mayor calidad, a menores precios y mejores rendimientos, además de ser accesibles a más personas, empresas y productores.

Alavez Ruiz subrayó que la banca comercial no ha podido reactivar el crédito hacia el aparato productivo nacional, debido a que las tasas de interés son demasiado altas, lo que desalienta a cualquier empresario que busca modernizar o ampliar su negocio.

Ante el panorama poco alentador que existe en este sector, expuso, se hace necesario impulsar una segunda etapa de la reforma financiera.

Y es que, dijo la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el trabajo de la Cofece revela que existe poca movilidad por parte de los usuarios de los servicios financieros y también que faltan incentivos y apetito de los intermediarios financieros para atraer clientes, vía mejores términos y condiciones de sus productos y servicios.

Señaló que las recomendaciones que hace este organismo al Poder Legislativo deben ser analizadas y revisadas con sumo detenimiento "si realmente queremos tener una banca competitiva y que ayude al desarrollo económico y productivo del país, o si seguirá siendo una agiotista como operaba en los tiempos del porfiriato".

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sólo en los primeros tres meses del año la utilidad neta de los 22 grupos financieros que operan en el país alcanzó 25 mil millones de pesos.

En tanto, el vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, consideró que la Condusef debe ser más enérgica y dura con los bancos ante los constantes abusos en contra de los usuarios de estas instituciones.

En su opinión, la banca no apoya al crecimiento económico de México, ni tampoco apoya al aparato productivo. "Es una banca parásito y usurera", manifestó.

Para la Cofece, los mercados del sector financiero requieren mayor presión competitiva y existen importantes áreas de oportunidad para introducir más competencia y lograr que los usuarios tengan una mayor oferta de productos y servicios.

Por su parte, la Asociación de Bancos de México (ABM) anunció que analizará, en los próximos días y con detenimiento, el resultado del estudio que, por mandato del Congreso y derivado de la aprobación de la reforma financiera, llevó a cabo la Cofece sobre las condiciones de competencia en el sistema y los mercados financieros.

"A reserva de estudiar a profundidad y a detalle todos los apartados de este amplio y completo documento, la ABM reconoce la importancia de este trabajo, alineado con el objetivo de la reforma financiera de fortalecer el sector por vía de una mayor competencia, una adecuada regulación y supervisión del sistema".

Señaló que la competencia "es y ha sido parte integral de la agenda de la ABM y las autoridades financieras durante las dos últimas décadas, como lo demuestran los importantes avances que han sido reconocidos por diversas instancias".

En ese sentido, reiteró la mejor disposición y voluntad de la banca para entablar un diálogo profesional con la Cofece y con todas las instancias de gobierno relacionadas con la promoción y fomento de un sistema financiero sólido, competitivo y estable.