Huyen miles de palestinos de la Franja de Gaza por ataques israelíes

Miles de palestinos huyeron hoy del norte de la Franja de Gaza por los ataques lanzados por israelíes y el inicio de una intervención terrestre ordenada por el primer ministro Benjamín Netanyahu, quien acusa a Hamas de usar escudos humanos.

Hombres, mujeres, niños, familias enteras, abandonaron sus hogares y se refugiaron en las instalaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Medio Oriente (UNRWA, por sus siglas en inglés) y de otros organismos humanitarios internacionales.

El éxodo comenzó luego de que la aviación lanzó panfletos en los que advirtieron a los palestinos abandonar su hogar por su propia seguridad, ante la intensificación de los ataques y el ingreso de tropas terrestres israelíes a la zona.

Algunos residentes también recibieron llamadas telefónicas de parte del Ejército israelí, en las que se les pedía dejar sus hogares ante la intensificación de los bombardeos de la operación "Marco Protector", que ha dejado 167 muertos y miles de heridos a casi una semana de su inicio.

Robert Turner, director de operaciones de la UNRWA dijo en declaraciones a la prensa que miles de las personas desplazadas se han refugiado en sus escuelas a través de la Franja de Gaza, según un reporte de la agencia palestina de noticias Ma'an.

"UNRWA tiene ahora ocho escuelas que albergan a unos cuatro mil habitantes de Gaza desplazados", afirmó Turner, tras afirmar que más y más familias enteras están llegando a cada minuto, en busca de refugio seguro.

En medio del éxodo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, responsabilizó al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) de la escalada de violencia y lo acusó de utilizar a la población civil en la Franja de Gaza como "escudos humanos".

"Hamas está usando a los residentes de Gaza como escudos humanos (...) por tanto, por cada ataque en Gaza contra civiles, que nosotros lamentamos, Hamas y sus socios son los únicos responsables", afirmó Netanyahu, en su habitual reunión semanal con su gabinete.

El jefe del gobierno israelí se defendió de las críticas que la comunidad internacional ha lanzado en los últimos días contra Israel por la ofensiva "Marco Protector" y las vidas de civiles que ha dejado, pero afirmó que no cesará y que no habrá un alto al fuego.

"Desde el principio dije que responderíamos con fuerza contra este lanzamiento criminal (de cohetes) hacia nuestros ciudadanos y eso es lo que estamos haciendo", indicó el primer ministro.

Netanyahu acusó a Hamas de poner deliberadamente a civiles en la "línea de fuego". "Esta es la diferencia entre nosotros y Hamas. Nosotros estamos usando sistemas defensivos contra misiles para proteger a los residentes de Israel y ellos están usando a los residentes de Gaza", dijo.

Ante el recrudecimiento de la violencia, la Liga Árabe (LA) anunció que los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros sostendrán mañana lunes una reunión de emergencia en El Cairo para discutir el conflicto.