La Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados acordó en reunión de trabajo solicitar a la Cofetel un informe sobre la realización del apagón analógico en la ciudad de Tijuana, ocurrido el pasado 28 de mayo.

Debido a que no se obtuvo el quórum suficiente para sesionar de manera formal, el grupo legislativo propuso a sus integrantes pedir al órgano regulador un reporte detallado sobre el proceso, los objetivos alcanzados y las posibles vías de solución para cubrir el porcentaje que faltó por digitalizar en esa ciudad.

Así, se programó una próxima reunión de la Comisión el 19 de junio, fecha en la que se espera analizar la información que en su momento entregue la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Lo anterior se dio a conocer antes de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solicitara este jueves suspender el apagón en Tijuana hasta fecha posterior a la jornada electoral del 7 de julio, a fin de atender a todas aquellas personas que no accedieron a un decodificador para que les llegue la señal digital.

La integrante de la citada comisión legislativa, Purificación Carpinteyro confió en que la próxima reunión sí se alcance el quórum suficiente para sesionar, ya que el encuentro se programa de forma anticipada.

La diputada destacó que si bien existen alrededor de 14 mil personas que no recibieron un decodificador para captar la nueva señal digital, se rebasó 93 por ciento de penetración en esta ciudad.

"Los estudios que la Cofetel realizó para determinar la penetración indicaron que se llegó al 93.8 por ciento, con esto la transición a la televisión digital es un éxito.

"El casi 7.0 por ciento que no obtuvo un decodificador puede tenerlo, eso se puede resolver en una semana, esto no tendrá mayor impacto", destacó.

Asimismo, sugirió un punto de acuerdo para la creación de una comisión que investigue el "fenómeno informativo" que se vivió el pasado 28 de mayo, donde se exacerbaron las protestas de algunos ciudadanos en contra del apagón analógico, lo que, dijo, "trató de inducir en la opinión pública una situación que no existe".

A su vez, el presidente de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, Federico González Luna, dijo que se debe tener cuidado con las estadísticas porque no siempre presentan la realidad de un hecho.

Lo importante es solicitar a la Cofetel información que permita a esta Comisión legislativa conocer con detalle cómo se ha dado y cuáles son las características de la transición o apagón en Tijuana, para a partir de ello implementar acciones y enviar recomendaciones.

También para buscar un mejor proceso de transición, sobre todo para la gente de menores recursos, y la gente que sólo tiene este medio de información y entretenimiento.

Sostuvo que los diputados se han pronunciado en favor de que continúe la transición de pasar de la señal analógica a la digital, que se estima concluirá en diciembre de 2015, pues favorece el desarrollo del país.

Destacó que "nadie en su sano juicio puede oponerse a las nuevas tecnologías, que van a llevar a un mejor servicio de radio y televisión", pues con la transición se ampliará el espectro que dará la oportunidad de acceso a la población a otros servicios de enorme trascendencia, como a la banda ancha e Internet.

Sin embargo, añadió que en el caso particular de Tijuana, al parecer hubo medidas o acciones que se dejaron de realizar, lo que afectó a la población.

Refirió que de acuerdo con las reformas aprobadas en materia de telecomunicaciones, el servicio de Radio y Televisión es público.

Para González Luna, quitar a la gente este servicio es como quitarle el servicio de transporte público; "es un servicio primordial" y, por ello, hasta no tener más información que permita valorar la situación con mayor cuidado, sería arriesgado pronunciarse como Cámara Diputados.

En su intervención, el diputado Leobardo Alcalá enfatizó que para centrar una discusión en torno a la transición digital en la televisión abierta, el grupo legislativo debe contar con un alto grado de información.

"Estamos en la obligación de pedir en un término conducente el que se nos dé una respuesta, el centro y el punto de discusión será que nosotros tengamos cierto grado de información", argumentó.

El diputado Fernando Belaunzarán dijo que antes de externar un pronunciamiento los miembros de la Comisión legislativa deben acceder a la información que consideren necesaria para formarse una opinión técnica seria.

"Es una coincidencia desafortunada que esto se haya dado en medio de un proceso electoral en Tijuana, pues ello complica la forma en la que se tienen que realizar las cosas".

Subrayó que pensar en posponer el apagón analógico en el resto del país sería un grave error, ya que no sólo se detendría un proceso clave para el sector telecomunicaciones, sino que afectaría profundamente el desarrollo del país. "Tenemos que ser competitivos frente a otros países que ya hicieron el apagón", añadió.