El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, cumplirá el próximo 1 de junio su cuarto año de gestión en medio de una amplia popularidad debido a los cambios a favor de los pobres, aunque sus detractores hacen fuertes críticas.

De cada 10 salvadoreños, siete aprueban la gestión del mandatario, según diversas encuestas de opinión.

Contrario a las transformaciones sociales que percibe la población con el denominado gobierno del cambio, el sector de derecha arreció sus críticas contra la administración de Funes, a la que califican como un "fracaso e incapaz".

Aunque los salvadoreños reconocen los méritos que ha hecho el Ejecutivo por los más pobres, también le reclaman que todavía falta mucho por hacer en materia económica y de seguridad pública.

Funes sacó de la pobreza a 300 mil personas, impulsó la histórica ley de medicamentos, que ha hecho bajar los precios en 60.0 por ciento, ha entregado paquetes escolares a más de un millón 300 mil estudiantes, mientras da pensión universal a las personas de la tercera edad de escasos recursos.

La ampliación de la entrega de paquetes agrícolas es otro de los logros, pues con ello se han tenido cosechas récord.

El ministro de Economía, Armando Flores, señaló que la Encuesta de Hogares Múltiples, que recién se publicó, arrojó que 300 mil personas salieron de la pobreza entre 2008 y 2012, mientras que el año pasado el desempleo se ubicó en 6.1 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

"Esto muestra que el trabajo desarrollado en generación de empleo a través de la política de apoyo a la microempresa, el desarrollo a los programas sociales, está generando un proceso de reactivación económica en beneficio de miles de compatriotas", sostuvo el ministro.

El oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) valoró también como positivos los logros del mandatario en materia social, aunque señaló la necesidad de alcanzar más.

El secretario de Comunicaciones del FMLN, Roberto Lorenza, indicó que ahora la gente ya no tiene que pagar las "cuotas voluntarias" cuando asiste a los hospitales o unidades de salud, porque esta administración las eliminó.

Mencionó que también los precios de los medicamentos, que eran los más caros del mundo, han bajado en un 60.0 por ciento.

Explicó que esta administración recuperó los 45 mil empleos perdidos por la crisis mundial de 2008 y ha generado más puestos de trabajo, aunque el crecimiento debería ser mayor.

Otro de los programas insignias de este gobierno es la creación de las sedes de Ciudad Mujer, que dirige la primera dama Vanda Pignato, donde las féminas y madres solteras son atendidas de manera integral y donde se ayuda al empoderamiento del sector femenino.

Donato Vaquerano, jefe de bancada de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), dijo por su parte que el gobierno de Funes ha sido fallido, fracasado e incapaz de encontrar solución al problema de la seguridad.

"De 64 grandes objetivos metas del plan de gobierno, más ofertas de campaña, solo han cumplido cuatro, (que son) uniformes y zapatos gratuitos, aumento de la recaudación tributaria, el vaso de leche", advirtió el economista vinculado al partido Arena, Claudio de Rosa.