Con una propuesta fresca y diferente cargada de una potente voz, la cantante venezolana Aneeka buscará atraer al público mexicano con "Ojo por ojo", primer sencillo de su disco debut "Ni antes... Ni después...".

Aneeka, quien toma su nombre artístico de dialecto Wayú de los Guajiros de Venezuela, y cuyo significado es creer, señaló en entrevista con Notimex que desea posicionarse en el mercado en español con su propuesta R&B, soul y pop, que en sus palabras es una propuesta poco explorada en el panorama musical en español.

"Este disco habla del amor y todos sus matices, fusiono diversos géneros con los que crecí quería que fuera un disco con mucha energía, así fuera una balada la quería con fuerza, que la gente lo escuche y se enganche a mi propuesta", señaló.

Muestra de este sello se puede apreciar en "Ojo por ojo", primer tema a promocionar, que la artista definió como una respuesta al desamor, con el cual todos los melómanos que hayan atravesado una ruptura se podrán identificar.

Añadió que este tema producido por Ettore Grenci y de la autoría del mismo Ettore y la ganadora del Grammy Latino, Mónica Vélez, contará con un video a cargo de Markus + Indrani y el equipo de fotografía e imagen de GK Reid, el cual grabará en breve.

Sobre la experiencia y enseñanza que este trabajo le ha dejado, Aneeka relató que "hay que vivir en el aquí y en el ahora, que lo que pasó ya pasó y no hay que pensar más en eso, tienes que absorber las cosas buenas, y todo lo que pase va a ser lo mejor".

La cantante, quien se describe como mujer directa a quien le gustan las cosas claras, odia la hipocresía y le gusta rodearse de gente positiva, añadió que el principal reto al que se enfrentará será difundir un género musical que aún no tiene una gran cabida en las propuestas en español que actualmente existen.

Por ello, la venezolana añadió que para este disco, que considera su carta de presentación con el público mexicano, se involucró totalmente y muestra de ello son los temas "Abracadabra", "Reflejo involuntario", "Demasiado tarde" y "A un segundo de odiar", los cuales fueron escritos por ella.