El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció hoy que existe un plan orquestado en Colombia para "asesinar moral y físicamente" al titular de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello.

Desde el aeropuerto del central estado Aragua, donde realiza este jueves una jornada del denominado "gobierno de calle", Maduro dijo que "han tomado al presidente de la Asamblea Nacional como objetivo para destruirlo".

"Diosdado (Cabello) está sometido ahora al fuego enemigo para tratar de buscar su asesinato moral y ver si después pueden buscar su asesinato físico, así lo denuncio ante la patria y el mundo", subrayó el mandatario venezolano.

Maduro recalcó que es un plan "dirigido por perversas mentes" desde Bogotá para debilitar la democracia venezolana, en el marco de una "campaña sucia contra Diosdado Cabello para minar su moral y su ejemplo como líder revolucionario".

Llamó por ello a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a enfrentar "cualquier campaña de chisme, de intriga, de intento de destrucción moral contra hombres como Diosdado Cabello y el alto mando político y militar de la revolución".

El miércoles, Cabello advirtió que el presidente colombiano Juan Manuel Santos puso una "bomba de tiempo" a la relación bilateral, al reunirse en Bogotá con el líder opositor venezolano Henrique Capriles.

"Santos, que dice ser amigo, le está poniendo una bomba al tren de las buenas relaciones con Venezuela al reunirse con alguien que está en contra de la paz de Venezuela, como es el ´asesino´ de Henrique Capriles", declaró el presidente de la Asamblea Nacional.

El pasado 6 de abril, Maduro denunció que había un complot de la "derecha salvadoreña", atizada por dos exembajadores estadunidenses en Caracas, que habían enviado a un grupo de sicarios para asesinarlo a él.

Después, a principios de mayo, el sucesor del fallecido Hugo Chávez denunció que otro complot para asesinarlo era encabezado por el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe.