La casa que habitó el poeta estadounidense Walt Whitman en Camden, New Jersey, y que tanto encanto tuvo para su propietario, sigue atrayendo visitantes interesados en conocer un poco más el entorno íntimo en el que se desarrolló la literatura del autor de "Canto a mí mismo".

Considerado uno de los más influyentes poetas norteamericanos del siglo XIX, Whitman compró esa casa en 1884 por mil 750 dólares y fue el único inmueble del que fue propietario. Cuentan que al crecer su fama y, en consecuencia, su fortuna, se mudó con su esposa Louisa pero no se deshizo de la casa, la encargó con Mary O. Davis, quien lo vio también a él en sus últimos días en ese lugar, donde murió el 26 de marzo de 1892.

De acuerdo con un sitio oficial del estado de Nueva Jersey, que recupera el paso del poeta por Camden, en el sitio se conservan cartas originales, artículos personales, la cama en la que murió y propia noticia de su muerte pegada en una puerta, así como una rara colección de fotografías del siglo XIX, incluyendo imágenes de Whitman a edad temprana, captadas por el daguerrotipo en 1948.

El autor de "Hojas de hierba" nació el 31 de mayo de 1819, en West Hills, Nueva York, donde debido a la precaria situación financiera de su familia tuvo que abandonar desde temprana edad sus estudios y comenzar a laborar en una imprenta en la ciudad de Nueva York.

Una reseña biográfica del sitio "Amediavoz.com" recuerda que no obstante era precariedad, desde niño leyó con avidez los clásicos, que más tarde se convertirían en fuente de inspiración.

Primero se hizo maestro, después periodista, comenzó a publicar artículos en diversos diarios y revistas, e incluso, en 1850 se dedicó por un tiempo a trabajar en el campo de la construcción en Nuevo Orleans.

Fue durante ese viaje que experimentó por primera vez lo crudo de la esclavitud, lo cual marcaría profundamente su literatura.

Fue en 1855 que logró publicar, con sus propios medios, la que es quizá su obra más famosa "Hojas de hierba", que contenía 12 poemas, la cual fue bien recibida por la crítica.

"Hojas de hierba" se convirtió en un paradigma de la literatura norteamericana y al año siguiente Whitman publicó una segunda edición del libro, ahora con 33 poemas, una carta de Ralph Waldo Emerson alabando la obra y otra del propio Whitman en respuesta.

Cuentan que durante la Guerra Civil norteamericana sirvió como ayudante de enfermería, padeciendo los estragos de la guerra, y al terminar el conflicto continuó añadiendo poemas para las nuevas ediciones de su obra y escribiendo ensayos de contenido político, hasta su muerte, ocurrida el 26 de marzo de 1892, en Camden, Nueva Jersey.

Para los conocedores de su obra, "Whitman fue el primer poeta que experimentó las posibilidades del verso libre, sirviéndose para ello de un lenguaje sencillo y cercano a la prosa, a la vez que creaba una nueva mitología para la joven nación estadounidense, según los postulados del americanismo emergente".

"Tanto por sus temas como por la forma, la poesía de Whitman se alejaba de todo cuanto se entendía habitualmente por poético, aunque supo crear con los nuevos materiales momentos de hondo lirismo", destaca un artículo de "biografíasyvidas.com".