La Comisión Federal de Electricidad (CFE) firmó con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) un convenio para la Democratización de la Productividad, a fin de incrementar la eficiencia de la empresa.

En un acto celebrado en el Museo Tecnológico de la CFE, el director general de la Comisión, Francisco Rojas, aseguró que lo anterior se da en respuesta al llamado del presidente Enrique Peña Nieto de incrementar la democratización de la productividad, para fomentar el crecimiento del país.

Destacó que la CFE tiene el compromiso de evolucionar para convertirse en un instrumento de productividad que trascienda el aspecto económico "para alcanzar una profunda dimensión social que coadyuve a abatir la pobreza y fortalezca el crecimiento del país".

En compañía del secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del SUTERM, Víctor Fuentes del Villar, detalló que este acuerdo, prevé la necesidad de profesionalizar a la CFE para dar respuesta a la demanda de energía limpia y eficiente, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo.

Para ello, el acuerdo integra la obligación de actuar de forma inmediata en la definición precisa de una nueva política de generación de energía, que comprenda el uso racional de los combustibles y combine las distintas fuentes de generación, desde las de origen fósil hasta las sustentables.

Asimismo, en materia de competencia y telecomunicaciones, la CFE aprovechará su experiencia para modernizar la infraestructura del sector eléctrico con el uso de la fibra óptica.

Además se plantea la realización de una propuesta que reforme de manera sustancial el sistema comercial de la CFE con el uso de tecnologías de fibra óptica, la unificación de sistemas y la multiplicidad de los lugares de atención a publico.

Lo anterior es con el fin de garantizar la atención minuciosa y directa a los más de 37 millones de usuarios con que cuenta la institución en el país.

El convenio contempla además el compromiso de replantear el modelo de cobro por porteo de energía, la revisión de las formas y contenidos de los contratos de energía de respaldo, la generación solar y eólica y todo lo concerniente a la administración de contratos.

Aseguró que en este rubro existe un nicho de oportunidades, no solo para hacer más eficiente el servicio, mejorar su cobro y hacerlo con claridad y nitidez sino también para que al racionalizar el cobro puedan irse superando los obstáculos que tiene CFE para abatir sus costos.

Señala además el replanteamiento de la cláusula 67 del Contrato Colectivo de Trabajo del SUTERM y el compromiso de fortalecer el diálogo en el tema de las jubilaciones, en donde el sindicato y la entidad han establecido un sistema único de cuentas individuales conocido como SiJubila.

En ese sentido subrayó que el pasivo laboral de la institución "no puede constituirse en un problema de sobrevivencia económica", sino que debe ser un mecanismo racional que beneficie a todos los trabajadores sin poner en riesgo la viabilidad económica de la entidad.

Finalmente, el acuerdo conviene realizar el mayor de los esfuerzos en el tema de las pérdidas técnicas y no técnicas de energía, a fin de poner a la generación eléctrica en el país en los indicadores de uso eficiente de este recurso.