El presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Sergio López de la Cerda, afirmó que México se encuentra preparado para competir con calidad y diseño con cualquier país del mundo.

Sin embargo, consideró que el enemigo a vencer en términos generales es romper con el pasado y voltear a ver el futuro, es decir, que el productor mexicano se dé cuenta que tiene todo para competir a nivel global.

"China es un actor como puede ser Malasia, Vietnam y muchos otros actores internacionales, pero el tema más importante es que levantemos la cabeza los mexicanos, que nos demos cuenta que estamos perfectamente preparados para competir", dijo.

Subrayó que México cuenta con innovación y mucha calidad, con una industria que evoluciona más rápido de que "nosotros mismos vemos, lo demás es voltear a ver con quién hay que competir, pero insisto siempre en un mercado de justicia".

Añadió que en la media internacional los mexicanos son mucho más competitivos que el promedio, "la problemática es que nos vemos hacia adentro sin esas capacidades, ese es el problema", insistió.

Mencionó que, además de que tenemos que tener una clara visión de hacia dónde queremos llegar, es muy importante que prevalezca la justicia en el comercio internacional y es por ello, que el sector vestido "no baja la guardia" para que se compita con las mismas reglas del juego entre las naciones.

Con respecto al comercio informal, aseguró que quien más pierde es el propio ciudadano porque se ve seriamente afectado ante la falta de empleo, que se pierde por la competencia injusta.

Haciendo un balance en los primeros cinco meses del año, López de la Cerda mencionó que la industria del vestido camina bien, con resultados parecidos al año pasado aún cuando hay otros sectores que bajaron sus ventas.

"Nosotros vamos bien porque la industria del vestido genera desde hace dos años un crecimiento particularmente en las exportaciones y además busca la forma de tener mayor participación en el mercado interno", acotó.