La Comisión de Fiscalización, conformada por legisladores de varios grupos políticos, pidió hoy al Congreso peruano "facultades especiales" para investigar al expresidente Alejandro Toledo por supuesto enriquecimiento ilícito.

Los parlamentarios remitieron un oficio a la mesa directiva en la que solicitan tener poderes especiales para indagar las presuntas irregularidades en la compra de dos casas por Eva Fernenbug, suegra del exgobernante (2001-2006).

Según las primeras investigaciones, las propiedades, adquiridas en cinco millones de dólares, no serían de Fernenbug sino realmente del ex jefe de Estado que ha rechazado estar detrás de las operaciones financieras.

El presidente del grupo parlamentario, Gustavo Rondón, consideró, en declaraciones a periodistas, "muy conveniente" que Toledo esclarezca el origen del dinero usado en las compras inmobiliarias de su suegra, ya que ella no tiene cómo sustentar los recursos.

Las compras fueron efectuadas, según las primeras investigaciones legislativas, con participación de la empresa Ecoteva, formada en Costa Rica por el empresario Yosef Maiman, amigo de Toledo.

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Gustavo Rondón, consideró que en la eventualidad que les fuese negada las "facultades especiales", su grupo de trabajo podría continuar con las indagaciones hasta determinar si detrás hay corrupción.

Esta semana, Toledo dijo en el Congreso peruano que se retirará de la política si le demuestran que ha constituido una empresa en Costa Rica para tal fin.

Aseguró que existe la hipoteca de uno de los inmuebles adquiridos por Fernenbug, inscrita en Costa Rica, pero no en los Registros Públicos del Perú porque tiene observaciones que faltan subsanar y seguramente por ello hubo confusión en las autoridades, en Lima.