La Comisión Europea (CE) abogó hoy por un mercado único europeo de las telecomunicaciones que resulte en el fin del llamado "roaming", los sobrecostos aplicados por las llamadas, mensajes y descargas móviles realizadas desde el extranjero.

"Sólo si existe un auténtico mercado único puede desaparecer este tipo de tarifas, en términos legales y económicos", sostuvo la comisaria europea de Telecomunicaciones, Neelie Kroes, en un discurso ante el Parlamento Europeo (PE).

Dijo que la eliminación de los "innumerables, innecesarios y artificiales" obstáculos impuestos por compañías de telecomunicaciones a los europeos que viajan, comercian o hacen transacciones entre diferentes países daría beneficios para la economía de la Unión Europea.

"No hay ningún otro sector de nuestro incompleto mercado europeo único donde las barreras son tan innecesarias y, sin embargo, todavía tan altas. De todos los sectores, especialmente en las telecomunicaciones no debe haber lugar para fronteras", señaló.

Kroes pidió que los parlamentarios lleguen a un acuerdo con los 27 países miembros de la Unión Europea para reformar las reglas para el sector antes de la Semana Santa de 2014.

Asimismo, resaltó la importancia de salvaguardar el "derecho de acceder a un internet abierto, garantizando la neutralidad de la red".