Cinco candidatos se disputarán a partir de hoy la curul de la diputación por el distrito XVII Ciudad Obregón, que quedó vacía tras el asesinato de su titular, Eduardo Castro Luque.

De hoy al 3 de julio es el plazo legal para realizar las campañas proselitistas dentro del proceso electoral extraordinario para elegir en las urnas, el 7 de julio próximo, a quien será el representante popular en el Congreso del Estado.

El diputado electo de la alianza PRI-PVEM, Eduardo Castro Luque, fue asesinado en el exterior de su domicilio la noche del 14 de septiembre de 2012, unas horas antes de asumir el cargo en la 60 legislatura.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Manuel Alberto Fernández Félix, suplente del desaparecido legislador electo, es el autor intelectual del homicidio y hasta el momento no ha sido capturado.

En la contienda participan la viuda de Castro Luque por el PRI-PVEM, Rossana Coboj García; por el PAN, Fructuoso Méndez Valenzuela; por el PRD, Irene Manzo Reyes; por el Movimiento Ciudadano Jesús Manuel Scott Sánchez y por el PT, Sergio Castro Castro.

El Distrito XVII está habitado por unas cien mil personas en 50 colonias populares y cinco comunidades rurales.

De acuerdo con el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, esta elección extraordinaria costará unos 11 millones de pesos y de esos se destinarán a los partidos un millón 643 mil pesos para las campañas proselitistas.

El listado nominal de esta demarcación distrital es de 84 mil 083 ciudadanos. Serán 644 ciudadanos los que fungirán como funcionarios de casilla en los 92 centros de votación que se instalarán el 7 de julio próximo para la elección.

En los comicios de julio de 2012, en el distrito XVII se tuvieron 49 mil 245 votos válidos y la alianza PRI-PVEM obtuvo el triunfo con 27 mil 245 votos y el PAN-Partido Nueva Alianza sumó 16 mil 907 sufragios.