El director de Protección Civil y Bomberos de Tlaquepaque, Luis Enrique Mederos Flores, dijo que a lo largo de 40 metros del arroyo pluvial de la colonia Nueva Santa María se instalaron barandales, postes y alambrado para evitar accidentes como el registrado el pasado sábado por la lluvia nocturna.

Manifestó que este acordonamiento se aplica como medida de seguridad, para que pueda restringir en su momento el paso de alguna persona.

Precisó que son alrededor de 30 postes, barandales, y pintura amarillo tráfico, lo que se colocó en este lugar.

Por otro lado, dijo que personal del área aplica medidas preventivas para este temporal de lluvias como limpieza e inspección de canales, arroyos y cuencas, para evitar se presenten inundaciones en colonias que se ubican en puntos de alto riego.

"Además de las revisiones a viviendas asentadas en puntos conflictivos con la entrega de apercibimientos e información sobre qué hacer antes, durante y la presencia de las precipitaciones", apuntó.