La confianza en la economía de la Unión Europea ha vuelto a mejorar en mayo luego de un ligero deterioro en abril que puso fin a más de seis meses de tendencia optimista, según indican los datos difundidos hoy por la Comisión Europea (CE).

El indicador de sentimiento económico (ESI) se incrementó 0.8 puntos en la zona del euro, hasta los 89.4, y 1.1 puntos en el conjunto de los Veintisiete, hasta los 90.8.

Bruselas atribuyó la recuperación a una mejora generalizada en el sentimiento en todos los sectores de negocios, salvo la construcción, además de un mayor optimismo entre los consumidores.

En paralelo, el indicador de clima empresarial (BCI) para la zona del euro aumentó 0.28 punto, hasta el 0.76, gracias a una "marcada evolución" en la valoración de la producción pasada.

Eso fue suficiente para contrarrestar el fuerte deterioro de las expectativas de producción y de la evaluación de los gerentes sobre los libros de pedidos y los stocks de productos finalizados, explicó la CE.