El jugador del Club de Futbol Barcelona, Éric Abidal, se despidió hoy de este equipo tras haber jugado más de seis años con el mismo, aunque aseguró que "seguramente volveré porque tengo una propuesta interesante que tengo que pensar".

En una emotiva rueda de prensa en Barcelona, noreste español, expresó que "es un día un poco complicado. He jugado seis años aquí, es la experiencia más fuerte de mi vida".

"Tenía dos objetivos, luchar para ver crecer a mis dos niñas y volver a jugar. Me hubiese gustado seguir aquí pero el club lo ve de otra manera y es una decisión que tengo que respetar".

"Me voy, pero seguramente volveré porque tengo una propuesta interesante del club que tengo que pensar", aseveró el francés, que volvió este año tras superar un trasplante de hígado.

Minutos antes, el presidente Sandro Rosell apuntó que "no le estamos diciendo adiós, le estamos diciendo hasta cuando quieras. Cuando él considere que deje de ser jugador de futbol, aquí podrá ser nuestro director técnico de todas nuestras escuelas de futbol a nivel mundial".

El máximo dirigente azulgrana aseguró que "Abidal se ha convertido en una persona muy especial para todos nosotros. Se ha ganado nuestro corazón. Nos ha enseñado que uno nunca se puede dar por vencido y que la voluntad supera la dificultad. Nos ha dado una lección de vida que nunca olvidaremos".

Por su parte, el director deportivo Andoni Zubizarreta, aseguró que con el jugador, "hemos reído, llorado, sufrido y disfrutado. Nunca olvidaré cuando le visité en el Clínico y me dijo 'volveré'".

En la rueda de prensa ha asistido la mayor parte de la plantilla, entre ellos el entrenador Tito Vilanova y los cuatro capitanes Puyol, Xavi, Valdés e Iniesta.