Marruecos deben iniciar de inmediato una investigación imparcial sobre las denuncias de torturas a seis activistas saharauis, uno de ellos menor de edad, pidió hoy Amnistía Internacional (AI).

Explicó que el 15 de mayo El Hussein Bah, de 17 años, fue encarcelado en El Aaiún, Sáhara Occidental, a pesar de que previamente se había decidido concederle la libertad bajo fianza tras su detención el nueve del mismo mes.

La detención ocurrió junto a las de otros cinco saharauis, tras participar en una manifestación en favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental.

Fueron acusados de "violencia contra funcionarios públicos", "participación en una concentración armada", "colocación de objetos en la carretera para interrumpir el tráfico" y "daños a bienes públicos", con condenas de hasta 10 años de prisión.

Se teme que sean sometidos a un juicio sin garantías tras recibirse informes de que fueron torturados para extraer "confesiones", lo que es sumamente inquietante, dijo el director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, Philip Luther.

Anotó que "tanto El Hussein Bah como el resto de los detenidos deben recibir un trato humano, protección frente a la tortura y otros malos tratos, y acceso inmediato a toda la atención médica que necesiten".