El fotógrafo suizo Peter Müller y el artista español Javier Montesol presentaron hoy sus obras, todas con motivos taurinos, en el Espacio de Arte y Cultura de la Plaza de Toros de Las Ventas, la cual apadrinó el ganadero Álvaro Domecq.

La colección que presentó Peter Müller se divide en tres temas: "Pure Blood Refections", "Maestro" y "Toro", en las que retrata toros principalmente, mundo en el cual comenzó gracias a Domecq y al respecto declaró que "para mí, es la persona más importante que me ha inculcado con el mudo del toro, caballo y torero".

Peter Müller habló sobre su relación con Domecq, con el sastre Fermín López y contó las experiencias que lo llevaron a relacionar los toros con la fotografía, y afirmó: que "el traje, la segunda piel del torero, es un arte".

"Peter tiene que estar contento con su obra. Todo lo que hizo. Ha hecho una labor muy bonita. Sus libros me los he encontrado en otras partes del mundo y tiene que estar contento", declaró por su parte Álvaro Domecq.

Por otra parte, el ganadero Domecq también destacó la importancia que tuvo el caballo en la colonización de América, pues sirvió para conquistar y poblar diferentes zonas del planeta, al tiempo que resaltó la estética el caballo español, al que calificó como un "caballo de arte".

"Un ganadero tiene que criar un caballo o toro bueno, para hacerlo fuerte y que haya así una buena corrida de toros para el público", agregó Domecq, y finalmente ambos coincidieron en la importancia y belleza que el mundo taurino representa.

Además de las fotografías, la exposición recoge el trabajo de Javier Montesol "De Madrid a los Toros", una colección que está compuesta por 20 cuadros, pintados al óleo sobre tela, que tratan temas de la tauromaquia y otros que retratan algunos de los sitios más emblemáticos de Madrid, tales como la Plaza de Cibeles o la Gran Vía.

La exposición estará abierta al público hasta el día 31 de mayo en la explanada de la Plaza de Toros de Las Ventas, en Madrid.