Los acordes del mariachi y de la banda sinaloense volvieron a sonar en el Jardín Sur de este puerto y esta vez fue Pepe Aguilar el encargado de poner la voz, el romanticismo y los clásicos rancheros para el deleite del público, que cantó como en ninguno de los conciertos anteriores.

En un inmueble que se llenó poco a poco, quizá ante el temor de los embates de las lluvias que trajo consigo la tormenta tropical Bárbara, el cantante brindó lo mejor de su repertorio y aprovechó para presentar a sus hijos Ángela y Leonardo, quienes hicieron su debut en la música.

La tormenta dio tregua, aunque amagó con llegar, pero al final permitió brindar temas característicos de su trayectoria como "Me vas a extrañar", "Directo al corazón", "Por una mujer bonita" y el clásico "Por mujeres como tú", coreados por quienes retaron a la lluvia y decidieron salir de sus casas a presenciar el recital.

Pepe Aguilar se dio permiso de cantar temas clásicos de la música ranchera como "Cruz de olvido", así como "Ella" y "El rey", dos de las creaciones de mayor éxito de José Alfredo Jiménez, y "Albur de amor", uno de los mayores hits de su padre, el fallecido cantante y actor Antonio Aguilar.

También ofreció una versión de "Mujeres divinas", composición de Martín Urieta y tema legendario de Vicente Fernández, como una forma de homenajear al cantante que, además de Javier Solís y su padre, dijo en la conferencia de prensa previa y en el escenario, marcaron su formación como cantante.

Dio cabida además a baladas pop de su discografía como "Miedo", que fue tema de un reality hace 10 años y recibido con una ovación, así como "Mi credo", que originalmente grabara a dueto con el cantante italiano Tiziano Ferro y que en otro momento catapultaría a la fama a K-Paz de la Sierra en el apogeo del género duranguense.

Asimismo hubo lugar para la banda sinaloense, con la que interpretó "El toro viejo", "Por una mujer casada", "Chaparrita" y "Son las dos de la mañana", otro de los clásicos de su padre.

Su hija Ángela, de nueve años, interpretó dos temas: "La chancla", que es el sencillo que promociona, y "La pizpireta"; mientras que su hijo Leonardo, de 13, cantó su sencillo "Tu rey León" y "Linda chiquilla", llevándose cada uno sendos aplausos.

De esta forma, la noche, que se anticipaba bárbara por una tormenta tropical, se tornó de esa forma para los admiradores del cantante, que se enamoraron y le dieron vuelo a la garganta.