El Comité de Radio y Televisión del IFE acordó pedir a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que se restablezca la señal analógica de televisión abierta en Tijuana hasta la conclusión de la jornada electoral, el 7 de julio próximo.

Los consejeros integrantes del comité reconocieron que si bien es competencia exclusiva de la Cofetel decidir sobre las modalidades y las fechas del apagón analógico, la ley faculta al IFE para solicitar la ayuda de todo tipo de autoridades para el mejor desempeño de sus funciones.

En una sesión de urgencia, analizaron la solicitud de apoyo firmada por consejeras y consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Baja California, así como de las representaciones de todos los partidos políticos y coaliciones en esa instancia.

En esa sesión, el comité del IFE determinó por unanimidad, y con el consenso de los representantes de todos los partidos políticos, solicitar la suspensión y prórroga del apagón analógico en Tijuana.

Señalaron que el acuerdo pretende transmitir la preocupación del órgano electoral local en el sentido de que los ciudadanos estén en posibilidad de recibir los mensajes de las autoridades electorales y los partidos, y cuenten con mayores elementos para razonar su voto.

"La preocupación que motiva el acuerdo es simplemente el de la maximización de la cobertura a una serie de transmisiones que se están cumpliendo puntualmente, pero que no está llegando por razones ajenas a esta institución, ajenas a la industria de la radio y televisión y al Instituto de Baja California", comentó el consejero Lorenzo Córdova.

En Baja California se elegirá el 7 de julio próximo al gobernador de la entidad, así como a 17 diputados de mayoría relativa, hasta ocho diputados de representación proporcional y cinco presidentes municipales.

El Comité de Radio y Televisión del IFE está integrado por un representante propietario y su suplente, designados por cada partido político nacional, tres consejeros electorales, y el director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos.

El llamado "apagón analógico" que inició ayer en Tijuana, impide que televisores con esa tecnología reciban señales cuando carecen de un decodificador para emisiones en alta definición.