La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició una investigación relacionada al menor de 11 años de edad que fue hospitalizado el 28 de mayo, luego de que una bala calibre .223 milímetros le explotará en sus manos.

La Vocería para temas de Seguridad expuso que de acuerdo a las primeras indagatorias, tras la declaración de testigos se sabe que el menor de edad tenía desde hace un mes el proyectil que se encontró tirado en la banqueta afuera de su domicilio.

La víctima, a quien sólo se le identifica con el nombre de "David", se encuentra fuera de peligro y está hospitalizado en la Clínica Uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la ciudad de Saltillo.

El reporte oficial fue que el menor de edad presentó una herida de 13 centímetros, que le ocasiono un daño en el hígado.

Los hechos ocurrieron el martes a las 22:00 horas en la colonia Los Pinos, cuando el menor encontró y prendió fuego al proyectil, provocando que éste explotará y se incrustará en su estomago.