Augusto de la Torre, economista en jefe para Latinoamérica y el Caribe del Banco Mundial (BM), dijo hoy que la región demanda elevar la productividad para compensar la falta de ahorro interno.

"Necesitamos hacer un esfuerzo especial para compensar nuestro bajos ahorros con ganancias en la productividad", remarcó De la Torre en un panel sobre la "Inserción global de Latinoamérica" en el Wilson Center.

Indicó que Latinoamérica se ha insertado en la economía global a través de fuertes relaciones de conectividad en términos de intercambio comercial, pero no las ha utilizado para fortalecer sus exportaciones, sino sólo para satisfacer la demanda doméstica.

De la Torre destacó que la creciente clase media está pasando por un proceso de consumismo de "juerga", en particular en Brasil, apuntó.

"Somos economías de demanda doméstica, de bajo ahorro y de baja conectividad externa aun cuando vivimos cerca de uno de los más importantes polo de crecimiento en el planeta que es Estados Unidos", agregó.

Remarcó que para América Latina la agenda de productividad es tres veces más difícil que para los asiáticos que han logrado un desarrollo económico destacado en parte gracias a su importante ahorro doméstico.

El economista en jefe para Latinoamérica y el Caribe indicó la urgencia de "hacer una conexión" entre la política macroeconómica y las necesidades de crecimiento en la región.

"Necesitamos generar más ahorros, superávits fiscales en los buenos tiempos para enfrentar la competitividad global, por supuestos esto es políticamente difícil", remarcó.

Explicó que el ahorro interno afianza las tasas de cambio y hace a los países más competitivos e indicó que es la historia de China y en las economías asiáticas, "pero nosotros no tenemos eso", dijo.

"Lo que tenemos es la visión sesgada de que con bajos ahorros tendremos tasas de cambio relativamente fuertes y relativamente baja competitividad y eso es con lo que tenemos que vivir", agregó.

El economista indicó que los países de la región han creído erróneamente que el problema se puede arreglar con el manejo de la tasa de interés.

Explicó que la tasa de interés refleja factores fundamentales, como la posición presupuestal y de ahorro doméstico de los países.

Subrayó como una desventaja que se haya creído que las monedas en América Latina se fortalecerían con el auge de las exportaciones de materias primas, lo que "borró" -dijo- el papel de la competitividad de los exportadores de manufacturas o productos con valor agregado.

"Es por eso que terminamos con una estructura de exportaciones muy poco diversificada", remarcó.

En materia de violencia, De la Torre señaló que un nuevo estudio realizado por su equipo, mostró que el crimen y la violencia en Latinoamérica no tiene una relación con la pobreza y la desigualdad.

Agregó que el aumento de violencia en la región ocurrió justo en la época en que la pobreza y desigualdad bajaron, "de manera que los estímulos para la violencia deben ser diferentes" y agregó que se necesita mayor investigación.