El filme de dos horas de duración "Madero a cien años de una traición", una recopilación, restauración y ordenación cronológica hecha por expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el historiador Aurelio de los Reyes a la cabeza, fue proyectado esta noche en el Museo de la Revolución Mexicana.

La proyección, acompañada con música en vivo a cargo del músico, pianista y concertista José María Serralde, muestra imágenes desconocidas hasta hoy del llamado "Apóstol de la Revolución Mexicana".

Se trata de una serie de imágenes testimoniales que inician en la campaña presidencial de Francisco I. Madero y terminan en la "Decena Trágica". Como preámbulo, el doctor De los Reyes, académico del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) de la UNAM, dio una breve explicación a los curiosos asistentes.

"Los camarógrafos de la época captaron imágenes de la Revolución Mexicana y hoy existen tres colecciones principales: La que tiene la UNAM, integrada por donaciones y compras; la del señor Edmundo Gabilondo, quien compró parte del enorme archivo de los Hermanos Alva, y la del ingeniero Salvador Tosacano".

Agregó que a partir de esas colecciones él ha reconstruido parte del cómo fue el cine de aquella época. "Todavía es un trabajo en proceso de restauración. El filme muestra fragmentos más restaurados que otros. En los restaurados los personajes se mueven a velocidad normal y en los otros son muy rápidos", dijo.

El filme comprende desde los días en que Francisco I. Madero inicia su campaña en Ciudad Juárez, Chihuahua, hasta su muerte. El doctor Aurelio de los Reyes trabajó los materiales sin referencias, para recobrar la memoria y los rostros, lugares, sucesos, personajes y situaciones de inicios del siglo pasado.

La función de cine mudo y musicalizado en vivo logró hacer renacer una clase inimaginable de historia. Con intertítulos explicativos y comentarios del mismo doctor De los Reyes, los asistentes, hombres, mujeres y niños, aprovecharon la "Noche de Museos" en que se inscribió esta función fílmica-histórica-cultural.

El joven músico, especialista en el acompañamiento de cine mudo, explicó que la música de esos años tiene una laguna interesante sobre cómo habrá sonado durante las funciones de cine, aunque por la información que proporciona la época de ese entonces se tienen detectadas al menos tres importantes fuentes.

"Eran estudiantes o maestros de la Escuela de Música (que no era la Nacional ni el Conservatorio que se conocen hoy) y venían de los salones y las bandas militares que acompañaban a Madero en algunas de sus acciones, de los corridos populares que sonaban entonces y de la música de concierto hecha en esos años".

El maestro José María Serralde expuso que preparó la música para este proyecto hurgando bastante entre las letras y grabaciones de corridos, y por supuesto del mítico "Club verde", de Rodolfo Campodónico, un vals que a decir de María y Campos o Vicente T. Mendoza, "musicalizó a menudo la saga maderista".