El alcalde Carlos Bustamante solicitó de manera formal el aplazamiento del "apagón analógico" mediante el envío de una carta al titular de la Cofetel, Mony de Swaan, ante la inconformidad que generó esta medida en la ciudad.

El presidente municipal manifestó que el corte de la señal televisiva convencional por parte de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) ocasionó que miles de tijuanenses se quedaran sin televisión abierta.

Ante ello, Bustamante manifestó que con la finalidad de lograr dicho aplazamiento, dirigió hoy la misiva directamente al presidente del organismo federal, Mony de Swaan.

En la carta, reiteró que la logística y operación de la distribución de los decodificadores digitales estuvo siempre bajo el control de la Cofetel, y el gobierno de la ciudad nunca fue partícipe del proceso, ni fue informado de sus avances.

Mencionó que en la petición "nuestra administración municipal no fue informada del avance de este programa, hasta ayer a las 18:00 horas, después de que ya había surgido la inconformidad de los tijuanenses, y horas antes del evento oficial programado".

En el escrito, enviado también a los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, precisó que miles de tijuanenses se han manifestado en Palacio Municipal exigiendo sus cajas digitales o la forma de conseguirlas.

El alcalde indicó que aun cuando el "apagón analógico" no es un proyecto del ayuntamiento, éste enfrenta la inconformidad de numerosos ciudadanos, sobre todo de personas desprotegidas.

Ante ello, además de la vía telefónica, reiteró en la carta una prórroga hasta comprobar que el mínimo requerido de tijuanenses cuente con cajas decodificadoras de la señal televisiva digitales.