El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, aclaró que el caso de Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco, "no es un asunto" de ese partido político y llamó a dar curso a las investigaciones que procedan.

El líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se pronunció porque una vez que concluyan las investigaciones se finque la responsabilidad a quien se deba.

En este sentido, Camacho Quiroz pidió que se le dé curso a las investigaciones y señaló que el testimonio del ex mandatario estatal es importante, pero no es el único.

Entrevistado en el marco de una reunión del Consejo Rector del Pacto por México con empresarios, comentó que la presentación o no a declarar dependerá del ex gobernador, pero también de la eficacia de las autoridades que tienen a su cargo la indagatoria.

Aclaró que la dirigencia nacional del partido no ha entablado comunicación con Granier Melo, porque "ese no es un asunto del PRI".