Al clausurar el Foro Nacional sobre Política Industrial, el presidente de la Comisión de Competitividad, Adolfo Orive Bellinger, se comprometió a trabajar en una ley reglamentaria en la materia que corrija el rumbo económico del país.

Señaló que este grupo legislativo trabajará en una ley reglamentaria en materia de competitividad, para la cual se tomarán en cuenta los planteamientos de emprendedores y trabajadores.

Ante empresarios y expertos en la materia, solicitó impulsar esta ley reglamentaria ante el Gobierno Federal para que pueda salir en un periodo extraordinario de sesiones, antes de que el 1 de septiembre se presente la reforma hacendaria y energética.

El legislador del Partido del Trabajo (PT) enfatizó que se tiene un gran reto y que depende de los ciudadanos el hecho de que efectivamente se cambie el modelo económico y "podamos proceder con una ley que además de obedecerse se cumpla".

Durante su intervención, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Rodrigo Alpízar Vallejo, señaló que es necesaria una política industrial activa para lograr una competitividad que no sólo se traduzca en crecimiento económico, sino también en una mejor distribución del ingreso, el cuidado del medio ambiente, la inclusión social y la innovación.

"Requerimos un modelo de gobernanza incluyente que integre a los grupos de interés en el desarrollo económico, que valore la participación ciudadana, el consejo científico y tecnológico, así como la alineación intersecretarial que induzca la convergencia gubernamental", agregó.

En suma, puntualizó, se requiere de una política industrial del Estado mexicano transexenal con base en una visión consensuada del futuro que se desea.

Por separado, el presidente del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, Raúl Gutiérrez Muguerza, dijo que el verdadero reto es poner en práctica las políticas necesarias para elevar de manera acelerada y sostenible los niveles de productividad y competitividad en la economía.

Insistió en que México necesita un cambio de fondo, si verdaderamente se quieren resolver los problemas que se han acumulado con décadas de bajo crecimiento económico.

Precisó que las reformas estructurales y el mantenimiento de la disciplina en el manejo de las finanzas públicas "sin duda ayudarán y en mediano plazo darán crecimiento, pero los problemas acumulados en los últimos 10 años requieren soluciones de fondo y acciones efectivas en el corto plazo".

El director de la Comisión Económica para américa Latina y el Caribe (CEPAL), Sede Subregional en México, Hugo Beteta, recalcó que el momento actual llama a un diálogo renovado entre el sector industrial y el Estado mexicano para una nueva visión de desarrollo nacional de largo plazo.

Destacó que este foro permitirá avanzar en una política industrial para que México augure una nueva y renovada etapa en su desarrollo.

Por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) habló Arturo Oropeza García, quien resaltó que es necesario aspirar a una política industrial sistémica e integral, ya que de lo contario no se tendrá una solución suficiente.