El nuncio apostólico, Christophe Pierre, dijo que aunque el Papa Francisco tiene muy presente a México para visitarlo próximamente, en este momento no hay planes para traerlo, "pero haremos votos para que así sea".

Afirmó que México está en el ánimo del Santo Padre, "pero no hay planes para que visite el país, hay que iniciar negociaciones", reiteró.

Consideró que lo mejor que se puede hacer en este momento, es llevar a todo el país la palabra de Dios y el mensaje del Papa Francisco a cada rincón de México, en el que se resalten los valores y el amor entre las familias.

Sostuvo que ante un México con problemas de violencia, la mejor forma de contrarrestarla es transmitir a las familias los valores, "para que las personas se alejen de los caminos que los llevan al mal".

Sostuvo que la violencia preocupa, porque al registrarse con mayor frecuencia, se confirma que más gente vive con y la violencia, en un entorno difícil en el que muchas veces hay gente que incluso mata por dinero.

En su segundo día de actividades en Cancún, Christophe Pierre conoció el anteproyecto para la construcción de la Basílica de Santa María del Mar, en terrenos de Malecón Tajamar.

El obispo de la prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, detalló que la Basílica de Santa María del Mar contaría con una capacidad inicial para mil 200 feligreses, aunque podría alcanzar los dos mil y que del piso a la parte más alta de la cruz se tendrían hasta 112 metros.

En conferencia de prensa, el nuncio destacó la importancia que tiene la construcción de la Basílica en Cancún, pues se une a las grandes obras en marcha como el Santuario de los Mártires en Guadalajara, o las Catedrales de Acapulco y Tijuana.

"Cancún necesita una iglesia así, es el destino más importante de México y requiere de un ícono también para atraer el turismo religioso", puntualizó.