Buscan Costa Rica y EUA formas para desmantelar al crimen organizado

La embajadora de Estados Unidos en Costa Rica, Anne Andrew, afirmó hoy que el desmantelamiento de grupos del crimen organizado es una prioridad para ambos gobiernos, tras una reunión con autoridades de seguridad costarricenses.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Costa Rica, Mario Zamora, quien participó en la reunión, aseguró que la cooperación de Estados Unidos ha incidido en la reducción de la delincuencia en Costa Rica.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Zarella Villanueva, dijo que la cooperación estadunidense es bienvenida y aplicable en lo que el Poder Judicial costarricense determine.

"Como lo demuestra el caso de Liberty Reserve (empresa involucrada en lavado de dinero) y otros casos recientes, el crimen organizado, con sus actividades ilícitas y violentas, ya es una amenaza para Costa Rica", advirtió Andrew.

"Una de las prioridades para nuestros gobiernos es desmantelar estas organizaciones", agregó la diplomática, quien anunció "nuevas formas de cooperación (estadunidense) con el gobierno de Costa Rica".

La embajadora informó, a manera de ejemplo, que Estados Unidos apoya al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) "en la creación de una base de datos de inteligencia", y a la Fiscalía General de la República (FGR) "con un sistema de manejo de casos" de narcotráfico.

"Nuestra cooperación estratégica con Costa Rica, para avanzar en fronteras más seguras y modernas, se verá beneficiada en los próximos años, con diferentes iniciativas estratégicas, añadió Andrew.

"Este año un nuevo puesto de control de fronteras, financiado por Estados Unidos, abrirá cerca de la frontera con Panamá". En este caso específico, "estamos colaborando para desarrollar protocolos de inspección e información de rastreo de primer nivel", puntualizó.

Andrew también anunció la asistencia de su gobierno para construir otro punto de control de seguridad, en la nueva intersección fronteriza de Los Chiles, en la Frontera Norte con Nicaragua.

La embajadora se apresta a cerrar, el mes próximo, su misión en este país, la que inició hace tres años.