El defensa Miguel Almazán coincidió con el paraguayo José Saturnino Cardozo en la última etapa de éste como jugador de Diablos Rojos de Toluca y, por ende, lo conoce y sabe cómo es de exigente en todos los aspectos.

"José me tocó como compañero un tiempo, sabemos lo exigente que era él dentro de la cancha, ahora como técnico no se puede pedir menos de él y nosotros no podemos dar menos para lo que anda buscando", dijo el recién insertado en las filas escarlatas procedente de Xolos de Tijuana.

Dijo que "siempre lo consideré un ejemplo a seguir como lo fue él en sus mejores épocas, dentro y fuera de la cancha, siempre una persona muy derecha, que estaba buscando lo mejor para el club siempre, y lo veo muy contento en su regreso, ahora en su faceta de técnico".

El jugador de 31 años habló de su regreso a Diablos Rojos: "Ya reportándonos, lo que fue mi compañero (Raúl) Nava y yo, termina el préstamo allá en Xolos, venimos a la disposición del equipo, a presentarnos y a esperar decisiones, nosotros tenemos que venir a entrenar, a reportar con nuestra escuadra, dueña de la carta".

Almazán deseo suerte a Xolos en su juego ante el brasileño Atlético Mineiro en la vuelta por el pase a la ronda semifinal de la Copa Libertadores de América.

"Lo único que podemos hacer es desearles lo mejor para el grupo allá en Brasil, tratar de cambiar el chip lo más pronto posible, porque ahora también tenemos que ver nuestro trabajo, venimos a presentarnos con José, lo demás queda a un lado y nuestra prioridad ahora es presentarnos de la mejor manera posible en estos rumbos", dijo.