La firma de capital español Unión Eólica Panameña anunció hoy el inicio del desembarco de los enormes componentes para construir en Panamá el mayor parque eólico de Centroamérica, con la meta de iniciar operaciones a finales de año.

El parque, con una inversión de 450 millones de dólares, será construido en Penonomé, unos 180 kilómetros al oeste de la capital panameña.

Fuentes de la empresa señalaron que esta semana empezó el desembarco en Colón, 80 kilómetros al norte de la capital, de los aerogeneradores fabricados por la empresa china Golwind.

Precisaron que, tras el desembarco, unas 880 unidades de transporte realizarán diversos viajes en junio para llevar los equipos a Penonomé, "en una operación logística nunca antes vista en Panamá", y para julio estará colocada la primera turbina.

Para finales de año se prevé que los primeros generadores instalados empezarán a aportar al sistema hasta llegar a 220 megavatios, el 20 por ciento de la demanda en Panamá.

En total, serán colocados 110 generadores en 19 mil hectáreas de Penonomé.

El inició de la construcción del Parque Eólico de Panamá, el más grande de Centroamérica, coincide con una reciente crisis energética que colocó a este país al borde del racionamiento por un retraso en la época de lluvias que secó las hidroeléctricas.

En época normal, el 50 por ciento de la electricidad que consume el país es generada por hidroeléctricas, pero con la crisis bajó al 19 por ciento.

El 75 por ciento de la energía del parque eólico será producido en la época sin lluvias en Panamá, entre enero y mayo, lo cual permitirá ahorrar agua en las represas, según la empresa española.