El presidente Barack Obama planea nominar a James B. Comey, funcionario durante el gobierno del expresidente George W. Bush, como director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), informó hoy el diario The New York Times.

"Al elegir al republicano Comey, Obama hizo una fuerte declaración sobre el bipartidismo en momentos en que enfrenta nuevas críticas de los republicanos en el Congreso y ha tenido dificultades para confirmar a algunos de sus nominados", señaló el diario.

Comey, de 52 años, ha sido asesor en contraterrorismo de la Casa Blanca desde enero pasado y se desempeñó como subprocurador general en la administración Bush.

El diario recordó un incidente en que Comey tuvo un papel importante en un "dramático" episodio en un hospital, que involucró a autoridades de inteligencia y seguridad.

En ese suceso, el abogado de la Casa Blanca, Alberto Gonzales, y el jefe de personal de Bush, Andrew Card, trataron de persuadir al procurador general John Ashcroft, "enfermo y desorientado", para restaurar un programa de espionaje sin órdenes judiciales.

Dicho programa de espionaje interno hubiera desatendido las garantías individuales constitucionales y dado al gobierno autoridad para escuchar a cualquier ciudadano.

Lisa Mónaco, quien ha sido la asesora en contraterrorismo de mayor rango en la Casa Blanca, también estaba considerada para encabezar la Oficina Federal de Investigaciones.

Mónaco supervisó los problemas de seguridad nacional durante los ataques al consulado estadunidense en Bengasi, por lo que, según el rotativo, los senadores republicanos hubieran usado el proceso de confirmación como foro para criticar el manejo oficial de ese ataque.

Comey sustituirá al actual dirigente de la FBI, Robert Muller, quien terminará su mandato el próximo 4 de septiembre.

La nominación se pospuso por los bombazos en la maratón de Boston el pasado 15 de abril.