El presidente del Congreso de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo hoy que el mandatario colombiano Juan Manuel Santos puso una "bomba de tiempo" a la relación bilateral al recibir en Bogotá al líder opositor venezolano Henrique Capriles.

"Santos, que dice ser amigo, le está poniendo una bomba al tren de las buenas relaciones con Venezuela al reunirse con alguien que está en contra de la paz de Venezuela, como es el asesino de Henrique Capriles", afirmó el titular de la Asamblea Nacional (congreso).

Agregó que la reunión entre Santos y el ex candidato presidencial opositor, quien impugnó el triunfo del actual gobernante Nicolás Maduro en los comicios del 14 de abril pasado, "es una conspiración contra Venezuela".

El también vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) manifestó que le "extraña muchísimo" que este encuentro se haya dado, pues "él mismo (Santos) había afirmado que no lo iba a recibir para no darle pie a aventureros".

"Uno pasa a no entender al gobierno colombiano y a su presidente", agregó, al afirmar que el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez pidió a su colega "no descarrilar el tren de las buenas relaciones".

El diputado oficialista recalcó que le sorprendieron los temas que fueron tratados en dicha reunión, "como si fuese competencia de ese señor (el mandatario colombiano), eso parece un deslinde del gobierno venezolano".

Cabello manifestó que desde el PSUV rechazan contundentemente "estas atenciones que le da el presidente Santos a una persona que está incurso en cualquier cantidad de atropellos en Venezuela".

Advirtió que desde la Asamblea Nacional se tratará el tema y "vamos a generar un acuerdo de rechazo y que Colombia clarifique si está con el golpismo que representa Capriles o si está con el pueblo de Venezuela".