PAN frena reforma político-electoral en Nuevo León: Camacho Quiroz

El dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, acusó al Partido Acción Nacional (PAN) y a su bancada de entorpecer la armonización legislativa en materia político-electoral en el estado de Nuevo León.

En un pronunciamiento hecho este lunes en el marco del Consejo Mundial de la Internacional Socialista, consideró que el PAN ha esgrimido argumentos inadmisibles y ha dejado de cumplir con su elemental obligación jurídica, política y ética de asistir a las reuniones.

Indicó que con esa actitud el partido blanquiazul no sólo ha puesto en riesgo la armonización, sino que por las horas en las que estamos, parece cancelar esa posibilidad.

Si no hay reforma constitucional ni armonización legislativa político-electoral en Nuevo León será culpa del PAN, absolutamente.

Ya hay dictamen, pero no se ha podido votar, explicó el líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Dijo que al PAN se le han hecho cuatro convocatorias a reuniones el jueves, el sábado, el domingo y este lunes, y dijo que la pretensión de ese partido es ir más allá de la reforma constitucional con cuestiones que improcedentes.

Pretende que para asignar regidores se sigan los principios que se establecen en la reforma constitucional para asignar plurinominales de diputados, y eso no es así, porque no está en la Constitución y las leyes electorales locales son las que regulan esta asignación.

La primera plurinominal, en sentido lato, para explicar más rápidamente, vale tres por ciento, esto está en la legislación federal.

Ellos pretenden que también para la segunda y las siguientes también se pague, en sentido figurado pagar, ese tres por ciento, cuando el dictamen sugiere 1.5 por ciento, lo que permitiría la representación proporcional, la representación legislativa de partidos que pueden no tener un número mayor de votos, detalló.

Camacho Quiroz observó que el PAN ha ofendido a otros partidos llamándolos "satélites artificiales", y señaló que aunque ellos se defenderán solos, no se puede calificar de ese modo a los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo, ni a Nueva Alianza, que son organismos con registro nacional.

Aseguró que el PAN ha llevado al extremo una especie de boicot legislativo y que sus posiciones caprichosas han puesto en riesgo el cumplimiento oportuno de una obligación constitucional que el PRI quiere honrar, no sólo porque es una obligación jurídica, sino porque tenemos -diríamos- el grupo más numeroso, aunque no suficiente.

Ellos han hecho cuentas, saben que se necesitan 28 votos, y sin ellos no hay posibilidad de votar, ni siquiera de sesionar válidamente, por eso han echado mano de esa táctica de boicot.

El dirigente priista recordó que son 17 entidades federativas las que tienen que hacer la aprobación de la reforma político-electoral, porque hay elecciones federales el año próximo.

Tengo el registro de que estamos prácticamente listos en todos, salvo Nuevo León que, por esta situación imputable estrictamente a Acción Nacional, está en riesgo.

Aceptó que el plazo fatal para la aprobación es el 6 de julio próximo y señaló que políticamente se puede recurrir a este lapso que, en una interpretación que es beneficiosa para la democracia, se puede dar.

Camacho Quiroz señaló que en Jalisco, el PAN, que preside la comisión de Puntos Constitucionales y la Mesa Directiva del Congreso local, ha estado condicionando la convocatoria a sesionar, por temas periféricos, como el nombramiento de dos magistrados del Tribunal Electoral del estado.