Alemania y Francia se citan en mítico Estadio Maracaná

Con más dificultades de las esperadas, las selecciones de Alemania y Francia hicieron válido el pronóstico para acceder a cuartos de final de la Copa del Mundo 2014, tras imponerse a sus similares de Argelia y Nigeria, respectivamente.

El portero Vincent Enyeama quería vestirse de héroe y lo logró por 79 minutos, hasta que dio un "regalito" al francés Paul Pogba, quien aprovechó la mala salida del nigeriano para rematar de cabeza, poner el 1-0 y encaminar a su equipo a la victoria.

Dicha anotación mermó a las "águilas verdes" en su estado anímico, lo que permitió a "Les bleus" ampliar la ventaja y poner el 2-0 definitivo con un autogol de Joseph Yobo (90+2), tanto que selló el pase francés a la siguiente ronda de la justa del orbe.

Pese al triunfo en el Estadio Nacional de Brasilia, el conjunto galo sufrió por momentos, incluso el árbitro estadounidense Mark Geiger perdonó un penalti a los pupilos de Didier Deschamps, que siguen con la ilusión de llegar a la final en el Estadio Maracaná.

Precisamente en dicho escenario, los franceses se medirán contra Alemania en cuartos de final, escuadra que sufrió y batalló en "octavos" ante Argelia, que tuvo posibilidades de frustrar el sueño de "La Mannschaft", abucheada por momentos por la afición en el Estadio Beira-Rio.

Fueron 120 intensos minutos, donde los porteros Manuel Neuer y Rais Mbolhi evitaron que sus porterías fueran perforadas, aunque sólo le duró el gusto al africano dos minutos en el primer tiempo extra, pues André Schurrle puso el 1-0 al minuto 92.

Los "zorros del desierto" se entregaron en busca del empate y los penales, pero se descuidaron abajo, lo que aprovechó Mesut Ozil (120) para fusilar a Mbolhi y asegurar el boleto a "cuartos", pese al tanto de Abdelmoumene Djabou (120+1) para el marcador definitivo.

Mientras las dos potencias europeas se citan para pelear a muerte por un boleto a semifinales, los dos equipos africanos que quedaban con vida jugaron su último partido en Brasil 2014, donde se continúa en la búsqueda del nuevo campeón.