El Banco del Sur, iniciativa de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), tendrá un capital inicial de siete mil millones de dólares, informó hoy en Quito a la estatal Agencia Andes el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

El funcionario señaló que "el capital suscrito por los siete países es de siete mil millones de dólares, con eso comenzamos" el funcionamiento de la entidad, en una fecha aún por definir.

Detalló que "son dos mil millones de dólares por cada uno de los países grandes: Venezuela, Brasil y Argentina; 400 millones de dólares coloca Ecuador y Uruguay y 100 millones de dólares Bolivia y Paraguay".

Aclaró que la carta constitutiva del banco establece que el aporte "no implica poner siete mil millones de dólares de entrada, porque no se necesitan, entonces se planteó que comiencen los países que aportan con dos mil millones el 20 por ciento de esa cifra".

Patiño precisó que los aportes todavía no tienen una fecha establecida de entrega, la cual será definida el 12 de junio próximo, cuando se reúna el Consejo de Ministros de Finanzas en Caracas (Venezuela).

En esa cita serán analizados aspectos como reglamentos, personal y funcionamiento operativo, y cuándo deberán concretarse los aportes financieros a la entidad, la cual tiene un capital autorizado de 20 mil millones de dólares.

En el caso particular de Ecuador, ese país deberá colocar 40 millones de dólares en forma inicial y el resto dividirlo en nueve cuotas.

El acta fundacional del Banco del Sur fue firmada el 9 de diciembre de 2007 por Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, para concebir un ente de financiamiento regional independiente de organismos internacionales.

El resto de países no aportantes de la Unasur podría ingresar al mecanismo al aportar 970 millones de dólares (Chile, Perú y Colombia) y 45 millones de dólares (Guyana y Surinam).