"Lo que la vida me robó" realiza últimas grabaciones en Campeche

En la recta final de la telenovela "Lo que la vida me robó", arribó este día a la ciudad parte del elenco, cuyos integrantes realizarán las últimas grabaciones en locaciones del Centro Histórico de San Francisco de Campeche.

La telenovela mexicana es producida por Angelli Nesma Medina, adaptación de "Bodas de odio" de 1983, producida por Ernesto Alonso. Una historia original de Caridad Bravo Adams con la versión libre de Juan Carlos Alcalá.

Es protagonizada por Angelique Boyer, Sebastián Rulli y Luis Roberto Guzmán, junto con Daniela Castro, Grettell Valdez, Lisset, Sergio Sendel y Francisco Gattorno en los roles antagónicos.

Parte de los actores llegó a Campeche para grabar en locaciones del centro de la ciudad los últimos capítulos de la historia que concluirá en julio próximo.

Los actores Erick del Castillo, Isabella Camil, Otto Sirgo, Gabriela Rivero, Alejandro Avila, Alejandra Procuna y Óscar Daniel Duarte fueron los primeros en llegar y atendieron de manera amable a sus seguidores, quienes lo esperaban en la terminal aérea.

Daniela Castro agradeció a los campechanos la calidez y el cariño con que los recibieron a lo largo de los meses de grabación.

Asimismo, dijo que vinieron a "cerrar con broche de oro la novela aquí en el hermoso estado de Campeche", lo que consideró como "un producto y proyecto muy bien construido, cerrado, redondeado, una gran historia, una gran producción y un gran elenco, todo se entrelazó muy bien".

Agradeció a quienes han seguido la telenovela al agregar que es una gran satisfacción que los sintonicen en los televisores, pues "tenemos un ´rating´ muy alto y esto tiene mucho tiempo que no se veía. Qué podemos decir, estamos felices".

Castro añadió que está muy satisfecha con su personaje, mismo que le dejó una gran experiencia, e indicó que es la tercera villana que hace de manera consecutiva, "aunque ésta no es mala, está enferma, la adicción al dinero es una enfermedad, como lo es la droga o el alcohol".

"La adicción al poder y la posición socioeconómica pueden violentar a la persona y la llevan a hacer daño; ´Graciela´ tiene esta tremenda enfermedad", anotó.