Bienestar incluyente, objetivo de reformas, destaca Meade

Todas y cada una de las reformas estructurales propuestas y aprobadas en el país durante esta administración buscan, como su centro y eje rector, generar condiciones de bienestar de manera incluyente y de cara al futuro, destacó el canciller José Antonio Meade.

Al dictar una conferencia magistral durante los trabajos del Consejo Mundial de la Internacional Socialista, destacó que uno de los cinco grandes ejes del gobierno federal ha sido lograr un país próspero, con crecimiento económico fortalecido y sustentable cuyos beneficios sean tangibles para todos.

Refirió que crear empleos de largo plazo y bien remunerados ha estado en el eje de la agenda de reformas estructurales de la administración federal.

La desigualdad, enfatizó, erosiona el funcionamiento de las democracias y asumimos que la historia de la desigualdad y la riqueza suele ser política e impredecible.

De ahí el compromiso toral, fundamental, objetivo de las reformas estructurales de democratizar el acceso al bienestar de la población en todos y cada uno de los satisfactores que son determinantes para generar mejores condiciones de vida, añadió el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Esos satisfactores son la salud, la política focalizada en los municipios de alta y muy alta marginación, la política de fortalecimiento del Estado para proveer bienes públicos.

Asimismo, la modernización de estructuras para que no sean los grupos de interés los que capturen la riqueza económica sino que ésta se derrame y se y se traduzca en bienestar para segmentos más altos de población.

México postula que gobiernos y sociedad deben atender ese desafío en un espíritu de cooperación y de responsabilidad, subrayó el funcionario federal.

Por otro lado, destacó que México da la bienvenida a la iniciativa de la Internacional Socialista de reflejar, ponderar e incluir en una carta específica los derechos humanos de los migrantes.

Dicho tema, resaltó, es de gran importancia en lo general, donde se aprecia un fenómeno en el que el migrante es vulnerable en su condición de serlo y también por la condición del menor que cada vez participa en mayor medida en ese fenómeno.

Por otra parte, el canciller Meade afirmó que México es una democracia plena con instituciones sólidas y en ello ha materializado el principio que la Internacional Socialista ha postulado como necesidad fundamental de la sociedad: la democracia política como condición necesaria para el disfrute de otros derechos y libertades.

Expuso que México es una de las economías más grandes del mundo, la segunda en Latinoamérica y la 14 a nivel mundial, y cuenta con un sólida estabilidad macroeconómica, finanzas públicas sanas, una política monetaria autónoma, un tipo de cambio flexible y un sistema financiero robusto.

La economía nacional es igualmente abierta al mundo: 10 tratados de libre comercio, dos pendientes de aprobación legislativa, lo que da acceso preferencial a un mercado de más de mil 100 millones de consumidores en el mundo, destacó.

México es el quinto país del G20 en exportaciones de avanzadas de alta tecnología, las cuales representan casi 30 por ciento del valor total de las exportaciones manufactureras.

México es también un centro logístico global de alto valor agregado, por su privilegiada ubicación geográfica y creciente red de infraestructura, por lo que se convierte en un punto estratégico para la producción y el comercio global.

Además, abundó Meade Kuribreña, México es un mundo dentro de un país, por su riqueza histórica y cultural, por su patrimonio social y natural, que es el tercero más importante de América Latina.

Ante todo, México es un país comprometido con el Estado de derecho, por lo que todo lo anterior crea una base sólida para el crecimiento y el desarrollo y una base sobre la cual se tiene un diagnóstico claro que permite identificar los retos por enfrentar, puntualizó.