Primera dama peruana niega que se promueva aborto "indiscriminado"

La primera dama de Perú, Nadine Heredia, descartó hoy que una guía técnica del aborto terapéutico que elaboró el Ministerio de Salud sea una "puerta abierta" al aborto "indiscriminado".

Heredia dijo que la guía sólo contempla el aborto terapéutico a mujeres cuyo embarazo represente un riesgo vital, porque "la ley pone en primer lugar la vida de la mujer", según declaraciones divulgadas por el portal de la agencia peruana oficial Andina.

"Por eso, sólo en condiciones gravísimas, cuando la vida misma de la madre se expone si continúa un embarazo con indicación de interrupción terapéutica, la ley pone en primer lugar la vida de la mujer", indicó.

La esposa del presidente Ollanta Humala advirtió que "cualquier otra situación sigue siendo penada y nunca aplica por casos de malformación fetal".

Explicó que con la guía de aborto terapéutico, el gobierno peruano "salda una deuda muy antigua y devuelve, sobre todo a las mujeres más pobres del país, usuarias de la salud pública, el derecho a decidir sobre su vida en caso de riesgo extremo".

Recordó que "muchos gobiernos anteriores pudieron hacerlo, pero tuvimos que esperar 90 años para tener la guía técnica nacional para la despenalización del procedimiento" de aborto terapéutico para embarazos menores a las 22 semanas.

La primera dama subrayó que "no una, sino muchas veces, en las comunidades y centros de salud que he visitado por el país, he escuchado la historia de mujeres que no pudieron salvar su vida ante situaciones de esta gravedad".

Aseguró que médicos y personal de salud pedían este protocolo para poder actuar cuando la interrupción del embarazo era la única forma de salvar la vida de la gestante.

"Nunca será una decisión fácil para una mujer, pero la decisión siempre será de ella, siempre voluntariamente y sobre todo, siempre bien informada. La ley también contempla que pueda libremente retroceder en su decisión", enfatizó Heredia.