Regresa alcalde de Toronto tras rehabilitarse y busca reelección

El alcalde de Toronto, Rob Ford, regresó esta tarde a sus funciones luego de estar en rehabilitación dos meses por problemas de alcoholismo y adicción a las drogas.

"He aprendido que mi adicción es una enfermedad que requiere tratamiento el resto de mi vida", dijo Ford en conferencia de prensa, en la que rehusó responder preguntas de los medios de comunicación.

Ford gobierna una de las ciudades más importantes de Canadá desde diciembre de 2010, pero ha protagonizado diversos escándalos por sus declaraciones en estado de ebriedad y por varios videos que lo muestran consumiendo algún tipo de droga.

Tras negar por varios meses su problema con el alcohol y las drogas, finalmente lo reconoció en noviembre pasado, pero debido a su conducta, tuvo que pedir licencia hace dos meses y se internó en el centro de rehabilitación GreenStone en Bala, Ontario.

Ford ya enfrentaba críticas de la prensa porque excluyó de la conferencia a algunos medios, entre ellos a la agencia The Canadian Press, la revista Now Magazine y el servicio noticioso Toronto Community News, arguyendo problemas de espacio.

En un tono pausado y con la voz quebrantada, el alcalde reconoció que tiene una enfermedad que lo llevó a decir palabras y a actuar en forma incorrecta "hasta que llegué a ser mi peor enemigo".

Agradeció al centro de rehabilitación por "salvar mi vida", aunque adelantó que su enfermedad requiere rehabilitación de por vida.

"Estoy avergonzado, apenado, estuve equivocado", dijo Ford, quien pidió disculpas a su familia y a los 2.5 millones de habitantes de Toronto por los errores cometidos.

"Les pido disculpas por mis palabras y mis acciones. Nunca fue mi intención afectar a esta ciudad ni ofender a los miembros del Concejo Municipal", añadió el político de 45 años.

En su discurso de 20 minutos el alcalde de una de las ciudades más importantes de Canadá se refirió a los medios de comunicación, con quienes no ha mantenido una buena relación, pues consideraba como un acoso la cobertura a sus acciones y controversiales declaraciones.

Al referirse a los medios, agradeció que respetaran su privacidad cuando estaba en recuperación por su adicción por las drogas.

Sin embargo, su tono de voz se volvió enérgico cuando les dijo: "pero no les estoy pidiendo perdón".

Rob Ford se reincorpora a su campaña por la reelección, pese a las críticas de diversos sectores de la población.

Sus principales adversarios, la izquierdista Olivia Chow y el derechista John Tory, manifestaron de inmediato su inconformidad por el regreso de Ford, a quien le han pedido que por el bien de los habitantes de Toronto renuncie a sus aspiraciones de reelegirse.

Toronto elegirá a un nuevo alcalde el 27 de octubre próximo.