Camacho Quiroz confía en que proceso de reformas culmine pronto

El presidente nacional del PRI, César Camacho, consideró que urge que se aprueben las leyes secundarias de las reformas estructurales, a fin de construir un país más equitativo, y que no se les puede esperar eternamente.

Entrevistado en el marco del Consejo Mundial de la Internacional Socialista, señaló que hay un momento en que se tiene que dar por concluido el debate y pasar a las votaciones.

El dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) resaltó que los consensos son importantes, pero las mayorías son igualmente legitimadoras, en aras de que una reforma constitucional que costó mucho trabajo y mucho tiempo construir no quede en un intento fallido ni trunca por la falta de legislación secundaria.

Es urgente contar con la legislación desarrolladora que dará operatividad a las reformas, y permitirá convertirlas en políticas públicas, y lo más importante, que permitirán el crecimiento económico que se convertirá en empleos para los mexicanos, enfatizó.

Camacho Quiroz enfatizó que ninguna legislación secundaria puede ir a contrapelo de la reforma constitucional.

Por ello, afirmó, no hay regresiones, sino que hay desarrollo normativo, precisión legislativa para darle certeza, primero a los mexicanos para robustecer a las instituciones del sector público, y también para dar confianza a los inversionistas.

Abundó que se trata de un esquema en el que todos ganemos, y lo interesante al amparo de la Internacional Socialista, es que muchos de los partidos que forman parte de ese bloque mundial, convertidos en autoridad, han impulsado reformas similares en materia energética, lo mismo en países escandinavos que en América Latina.

En Europa países que tienen gobiernos de extracción socialdemócrata han impulsado esa reforma, por lo que creemos tener argumentos además de votos.

"Respetamos a quienes piensan distinto, pero sigo creyendo en el sentido práctico, en la viabilidad de la política como instrumento para llegar a acuerdos, pero éstos no deben ser una atadura", aseveró.

Si en algunos asuntos podemos llegar a acuerdos, enhorabuena, y si no, que cada persona y cada partido se reserve el ejercicio de sus derechos como mejor le convenga y considere, añadió el dirigente priista.

Resaltó que el partido tricolor tiene confianza y optimismo mesurados sobre que se podrá culminar pronto este proceso.