Exhiben en Madrid retrospectiva de Henri Cartier-Bresson

Más de 500 fotografías, dibujos, cuadros, películas y documentos conforman la muestra "Henri Cartier-Bresson", que presenta en la ciudad de Madrid, España, el trabajo del fotógrafo francés, uno de los más influyentes del siglo XX.

Bajo la curaduría de Clément Chéroux, la exposición estará abierta hasta el 7 de septiembre en la Sala Recoletos de Madrid, de acuerdo con información publicada en la página de Internet de la Fundación Mapfre, organizadora de la muestra junto con el Centro Pompidou de París y la Fundación Henri Cartier-Bresson.

La muestra ofrece de forma cronológica, un compendio de las obras más reconocidas, así como fotografías menos identificadas a nivel mundial, a fin de evidenciar no solo a un Henri Cartier-Bresson (1908-2004), sino a varios.

La exposición está dividida según los periodos principales del denominado "ojo del siglo", los cuales van de 1926 a 1935, con sus primeros trabajos y obras surrealistas; su compromiso político y experiencia en el cine de 1936 a 1946, y luego con la creación de su agencia "Magnun Photos" y su retiro de 1947 a 1970.

Este cúmulo de obras presenta la diversidad artística del fotógrafo, así como la riqueza en sus trabajos, que van desde la estética surrealista de inicios de su carrera hasta el foto-reportaje y el trabajo intimista de sus últimos años.

El concepto de "Instante decisivo" que hizo famoso al retratista, también está presente en la muestra y el cual consiste en capturar la imagen en una fracción de segundo para que ésta tuviera una acción.

Cartier-Bresson se convirtió en uno de los fotógrafos surrealistas de su generación, pero esta corriente significó en él, más allá de un modelo a seguir para crear obras, una forma de vida debido a su espíritu subversivo, el gusto por el juego y su disposición de acoger el azar.

En esta exposición, también se exhiben elementos que muestran su carrera como director de cine, misma que inició en 1935 tras su estudio en Estados Unidos, y con la que mostró su ideología política militante a través de los cortometrajes.

Henri Cartier-Bresson dejó paulatinamente de cubrir encargos de foto-reportajes alejándose de los trabajos obligados y de su agencia para formalizar su retiro; tras abandonar la fotografía se convirtió en su país natal, Francia, en un ícono del arte y la instantánea.

Las obras de esta exposición provienen de más de 20 acervos internaciones entre los que destacan la Fundación Cartier-Bresson de París, el Musée d´art Moderne de la Ville de Paris, la Cinémathèque Française y The Art Institute of Chicago, entre otros.