Premian corto mexicano "Conversaciones de un matrimonio" en Chile

La filme mexicano "Conversaciones de un matrimonio", de Gil González Penilla, egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), fue premiado como Mejor Cortometraje Competencia Internacional en el 18 Festival Internacional de Documentales de Santiago, Chile, (FIDOCS).

El cortometraje narra la vida cotidiana de "Beatriz" y "Gilberto", una pareja que lleva más de 40 años juntos, por lo que plantea una reflexión acerca del amor y de la vida conyugal, una mirada íntima a dos personas que luchan diariamente por convivir en armonía.

Otros festivales que han premiado el trabajo de Gil González son el Bordocs, en Tijuana; el Short Shorts México 2013, el Festival Internacional de Cine FIC UABC, Mexicali; el de Cine FICKino-Ich, Tabasco México, el World Film Festival, Estonia 2014, el International Student Film Festival Sehsüchte, Alemania 2014, y el Festival Internacional de Cine Documental, Ecuador 2014.

En el FIDOCS también se premió a la Mejor Película Competencia Latinoamericana y el ganador fue "El corral y el viento", de Miguel Hilari (Bolivia); la Mejor Película Competencia Nacional para "Crónica de un comité", de José Luis Sepúlveda y Carolina Adriazola.

Mientras que el premio especial del público Competencia Nacional lo recibió "El gran circo pobre de Timoteo", de Lorena Giachino y el Premio Primer Corte, Mejor Documental en Desarrollo para "Tierra en movimiento", de Tiziana Panizza (Chile).

El 18 Festival Internacional de Documentales de Santiago, Chile, se llevó a cabo del 23 al 29 de junio y además de su anual muestra Panorama Internacional, cuenta con tres secciones competitivas principales: Competencia Latinoamericana, Competencia Nacional y Competencia Internacional de Cortometrajes Monsieur Guillaume.

Además se realizaron homenajes, retrospectivas, clases magistrales y actividades de industria como la competencia nacional de obras en desarrollo Primer Corte FIDOCS, donde el jurado además de elegir a un ganador retroalimenta a los realizadores para llevar a término la postproducción de sus películas e incentivar su difusión y comercialización.

FIDOCS se ha posicionado como uno de los festivales más destacados de Latinoamérica, ha logrado el resurgimiento de género en el país y ha explorado la relación del cortometraje documental con otros géneros audiovisuales como la ficción, el videoarte y el cine experimental, señalaron los organizadores.