Casa Blanca estima riesgoso fallo judicial sobre anticoncepción

El fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos de permitir que algunas empresas privadas pueden negar cuidado anticonceptivo a sus empleadas por consideraciones religiosas crea riesgos para la salud, consideró hoy la Casa Blanca.

"La decisión de hoy pone en peligro la salud de las mujeres que son empleadas por estas compañías", dijo el vocero presidencial Josh Earnest, al ofrecer la reacción de la administración del presidente Barack Obama a este fallo.

La decisión mayoritaria, adoptada por cinco magistrados varones, significó un revés para la Ley de Salud Asequible, la cual requiere que los empleadores ofrezcan a sus trabajadoras cobertura médica que incluya diferentes métodos anticonceptivos.

Dicha cobertura fue impugnada por las empresas Hobby Lobby y Canestoga, cuyos propietarios argumentaron que sus negocios son administrados de acuerdo con principios religiosos.

Earnest dijo que el cuidado anticonceptivo "es con frecuencia vital" para la salud y bienestar de millones de mujeres en Estados Unidos, "y es por eso que la Ley de Salud Asequible asegura que las mujeres tengan esta cobertura".

El vocero dijo que tras este fallo, su administración trabajará con el Congreso "para asegurarnos de que cualquier mujer afectada por esta decisión tenga la misma cobertura a este vital servicio de salud como cualquier otra".

"El presidente Obama cree firmemente en la libertad religiosa, y es por eso que estamos tomando pasos para asegurarnos que ninguna institución religiosa tenga que pagar por proveer la cobertura de contraceptivos".

Earnest dijo que el gobierno está en proceso de evaluar las acciones que adoptará en respuesta al fallo, "pero nuestra visión es que el Congreso necesita tomar acción para resolver este problema que ha sido creado, y la administración está listo para trabajar con ellos".