Designación del sucesor de Cesare Prandelli será en agosto

La Federación Italiana de Futbol (FIGC) pospuso para agosto próximo la designación de un nuevo técnico de la selección nacional, luego de la renuncia de Cesare Prandelli por la eliminación de la "azzurra" en primera ronda de la Copa del Mundo Brasil 2014.

En una reunión en Roma, el consejo federal de la FIGC no llegó a ningún acuerdo sobre el nombre del nuevo entrenador y solamente ratificó la dimisión de Prandelli y del propio presidente de la federación, Giancarlo Abete.

El consejo estableció que el próximo 11 de agosto tendrá lugar la asamblea electiva del nuevo presidente de la FIGC, el que a su vez decidirá quién será el sucesor de Prandelli.

La eliminación prematura de la selección italiana provocó un terremoto en el futbol italiano, con la necesidad de refundar la propia federación.

Al respecto, la directora comercial del club AC Milan, Barbara Berlusconi, urgió reorganizar todo el futbol nacional.

"El gobierno del futbol italiano debe ser refundado. Se necesita dar más espacio a cuarentones preparados. No es sólo un problema de personas, sino también de reglas para cambiar una gobernanza peleonera y sin visión", dijo en una nota la hija del propietario del Milan, Silvio Berlusconi.

Acusó a la actual dirigencia del balompié italiano de no funcionar, de carecer de visión y de programa y de no buscar la promoción del futbol nacional en el mundo.

"Después de dos mundiales en los que no hemos superado el primer turno y luego de que un campeonato no rico como el portugués nos ha superado, ha llegado la hora de cambiar. El ejemplo de Portugal demuestra que no siempre es una cuestión de dinero, al contrario", añadió.