Recuperación laboral de UE sin llegar a jóvenes e inmigrantes

El desempleo sigue en aumento en la Unión Europea (UE) y la ligera recuperación del mercado laboral aún no se refleja entre los jóvenes e inmigrantes, reveló hoy un estudio publicado por la Comisión Europea (CE).

Según el informe se están creando empleos en el sector privado, principalmente en servicios, y por primera vez desde 2011 están mejorando el PIB, el empleo y los ingresos de los hogares.

Pero pese al actual nivel de empleo, de 224 millones de personas ocupadas, este sigue por debajo de las cifras de 2008, antes de la eclosión de la crisis, cuando 230 millones de europeos tenían un trabajo.

"La situación del mercado de trabajo sigue siendo muy difícil para los jóvenes menores de 25 años, con una tasa de desempleo de 22.5 por ciento en abril de 2014. La mejora del empleo ha beneficiado hasta ahora ante todo a los trabajadores de más edad (de 55 a 64 años)", indicó el documento.

El estudio también reveló que el flujo de trabajadores europeos desplazados a otros países de la mancomunidad con menores tasas de desempleo ha empezado a recuperarse entre 2012 y 2013, luego de una caída entre 2010 y 2011.

Los países del Sur, más afectados por la crisis económica, han registrado un aumento de 38 por ciento en los flujos de salida de trabajadores frente al período entre 2004 y 2008, anterior a la crisis.

En contrapartida, el flujo de trabajadores polacos y rumanos, hasta ahora las dos principales nacionalidades de migrantes europeos, cayó 41 y 33 por ciento, respectivamente.

Aún así, los ciudadanos de los países de Europa Central y Oriental siguen respondiendo por 58 por ciento de los desplazamientos de trabajadores, mientras que los del Sur suponen 18 por ciento.

Al mismo tiempo, Alemania, Austria, Bélgica y los países nórdicos se han confirmado como principales destinos de los trabajadores migrantes, normalmente sobrecalificados para los empleos que ejercen en los países de acogida.

"En la mayoría de los países europeos un gran número de inmigrantes con educación terciaria ejerce trabajos manuales elementales, que no requieren su nivel de calificación, incluyendo servicios domésticos y el cuidado de ancianos", afirmó el estudio.

Bruselas señaló, igualmente, que los trabajadores inmigrantes están más propensos que la población local a tener trabajos temporales y a media jornada.

Por otra parte, apuntó el documento, tienen menos ayuda de los servicios públicos de empleo y menos acceso a beneficios sociales.