Brasileños siguen reconfortando a mexicanos por eliminación en Mundial

Pese a que el árbitro portugués Pedro Proença pudo o no haber señalado el penal con el que México quedó fuera de la Copa del Mundo Brasil 2014, en el sentir de la afición de esta ciudad nunca existió falta de Rafael Márquez sobre Arjen Robben.

Además de ese carácter siempre festivo que tiene el mexicano, los brasileños identifican muy fácil a un nacido en México y hoy, a 24 horas de la eliminación, los siguen reconfortando por este revés.

"Meshicano (mexicano) no era penal", frase que iba acompañada por una palmada en la mano y por un movimiento de cabeza a los lados por parte de gente brasileña que trataba de consolar el dolor de los compatriotas del técnico Miguel Herrera.

Incluso otros hacían un ademán de que había sido un "clavado" la caída del jugador del Bayern Munich y señalaban el mar, dando entender que es ahí donde se deben realizar esas acrobacias y no en una cancha de futbol.

Pese a que a nivel internacional consideran que fue un engañó el hecho por Robben, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) no sancionará al jugador de cara a la fase de cuartos de final, donde la "naranja mecánica" chocará con Costa Rica.