El gobierno de la República, a través de la Secretaría de Agricultura, Petróleos Mexicanos (Pemex) y el acompañamiento de industriales nacionales, inició trabajos para reactivar la producción nacional de fertilizantes.

El titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, señaló que impulsar la elaboración de fertilizantes en México reduce importaciones y aumenta la disponibilidad y accesibilidad de este insumo agrícola.

En esta iniciativa, registrada como un hecho histórico y de impacto económico y social para el sector agroalimentario, Pemex anunció la disponibilidad este año de fosfatos para el sector industrial del orden de 700 mil toneladas.

Ello se dio a conocer en la reunión del secretario Martínez con funcionarios de Pemex y la Asociación Nacional de Comercializadores de Fertilizantes (Fertinal), en la que se instrumentaron acciones para avanzar en el diseño de esquemas para impulsar la producción de fertilizantes en el sector agrícola con oportunidad y a precios accesibles.

Durante su participación Martínez y Martínez afirmó que uno de los principales ejes de trabajo para el sector agroalimentario es el diseño de programas que coadyuven a la democratización de la producción de fertilizantes para ser más competitivos en el campo mexicano.

Destacó la importancia de que distribuidores y cadenas de producción del sector agroalimentario se alinien y estén en la misma frecuencia para lograr una verdadera democratización de la productividad y así alcanzar una mayor competitividad y aumentar los índices de seguridad alimentaria en el país.

Ante el jefe del Proyecto de Producción de Fertilizantes de Pemex, Edgar Torres Garrido, y del presidente de Fertinal, Maurizio Covarrubias, Martínez y Martínez afirmó que reducir la dependencia de productos e insumos agrícolas del exterior es una prioridad dentro de las políticas públicas.

Fortalecer la producción de fertilizantes, vital para mejorar la rentabilidad de los cultivos, y hacerlo accesible a las unidades productivas junto con semilla mejorada impactará a pequeños y medianos productores que podrán pasar de dos o tres toneladas por hectárea de granos, a cuatro y cinco, agregó.

Entre las medidas que se aplicarán para este gran objetivo está de diseñar una nueva reestructuración institucional con normas y reglas adecuadas y claras para lograr mejores condiciones de producción y competitividad en el sector agropecuario y pesquero, acotó.

Durante el encuentro también se destacó que la coordinación interinstitucional es una práctica común en este gobierno, por lo que la vinculación de acciones y esquemas de trabajo son una prioridad para tener una mayor producción de alimentos en beneficio de productores primarios y consumidores.

En su oportunidad el presidente de Fertinal, Maurizio Covarrubias, reconoció las acciones del Gobierno Federal para lograr un cambio sustancial en el sector agroalimentario, por lo que solicitó su adhesión a los proyectos que coadyuven a mejorar la producción y el crecimiento del país.

Destacó que Fertinal es una iniciativa empresarial que genera 14 mil empleos directos y su capacidad de producción de fertilizantes es de más de un millón 250 mil toneladas por año.

Con el manejo de fertilizantes de calidad y semillas mejoradas en la zona de la meseta central del país se logró el registro de 16, 17 y 17.8 toneladas por hectárea de maíz, lo que demuestra la importancia del manejo de este insumo básico para la producción de alimentos, explicó.

En el encuentro también participaron los subsecretarios de Agricultura, Jesús Aguilar Padilla, y de Desarrollo Rural, Arturo Osornio Sánchez, el oficial mayor Marcos Bucio Mújica, y el coordinador general de Enlace Sectorial, René García Quiñones, entre otros funcionarios.