Murió brasileño de un infarto durante encuentro Brasil-Chile

La emoción provocada por el encuentro entre Chile y Brasil causó la muerte al carioca Jairo Rueda de Oliveira, tras sufrir un infarto mientras presenciaba el partido de fútbol en el estadio de Belo Horizonte, informó hoy la familia del fallecido.

De Oliveira estaba celebrando su 69 aniversario en las gradas cuando, antes del inicio de la tanda de penaltis que dio la clasificación a la 'canarinha', tuvo que ser retirado por los servicios de emergencia al sufrir un infarto.

Uno de sus hijos le regaló un boleto por su cumpleaños, el 25 de junio, para cumplir uno de sus sueños: ver un partido de Brasil durante el Mundial.

Sin embargo, la tensión vivida durante el partido, que tuvo prórroga tras el empate a 1-1 durante el tiempo reglamentario, provocaría el infarto del carioca, quien falleció según su familia, sin conocer el desenlace del encuentro.

El hombre había sufrido dolor en el pecho antes del encuentro y había sido visitado por un doctor antes del inicio de la partida, confirmando que estaba todo bien.

Sin embargo, de Oliveira comenzó a sentirse mal y en el descanso del encuentro fue llevado a un hospital de Belo Horizonte, donde falleció como consecuencia de un paro cardiaco.

A través de la prensa brasileña, la familia pidió que la selección de Brasil le realice un homenaje durante los próximos días.