Se redujo población en España en 2013 en 220 mil 130 personas

La población residente en España en 2013 se redujo en 220 mil 130 personas, un 0.47 por ciento sobre 2012 y se situó en 46 millones 507 mil 760 habitantes, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad indicó en un comunicado que en este año descendió el número de extranjeros residentes un 7.8 por ciento, y que 79 mil 306 españoles migraron a otros países.

Explicó que el saldo poblacional es fruto de la cifra de nacimientos, defunciones y el cruce migratorio entre llegadas y salidas de residentes, tanto españoles como extranjeros, y el efecto de la adquisición de nacionalidad española.

De la población extranjera, explicó que se redujo en 396 mil 568 personas, un 7.82 por ciento, y se sitúa en cuatro millones 676 mil 22 personas, tanto por el efecto de la emigración a otros países como por adquirir nacionalidad española.

Abundó que por nacionalidades, el mayor descenso en términos absolutos se produjo entre la población ecuatoriana y la colombiana.

En términos de flujos migratorios, el INE puntualizó que en 2013 291 mil 41 personas procedentes del extranjero establecieron residencia en España, mientras 547 mil 890 abandonaron España con destino al extranjero.

En porcentajes, la inmigración descendió un 4.3 por ciento, y la emigración se incrementó en 22.7 por ciento.

Subrayó que del total de inmigrantes procedentes del extranjero, 33 mil 393 personas (el 11.5 por ciento del total) tenían nacionalidad española, y el resto, 257 mil 648, eran extranjeros.

En cuanto a la emigración, de las 547 mil 890 personas que se marcharon al extranjero 79 mil 306 (un 14.5 por ciento del total) eran españoles (y de estas 52 mil 160 habían nacido en España), y el resto de los emigrantes, 468 mil 584, eran extranjeros.

En el año 2013 el saldo migratorio de los extranjeros fue de -210 mil 936 personas; la población extranjera que emigró a otros países creció un 20.4 por ciento respecto al año 2012, mientras que la inmigración extranjera se redujo un 5.4 por ciento.