Doble atentado cerca del Palacio Presidecial en El Cairo

Un oficial de la policía egipcia murió y otros tres miembros del personal de seguridad resultaron heridos, tras una explosión registrada cerca del Palacio Presidencial en el este de El Cairo, reportaron las autoridades.

El coronel Ahmed al-Ashmawi, un experto en desactivación de bombas de la Dirección de Seguridad de El Cairo, fue asesinado mientras desactivaba una de las dos bombas colocadas cerca del palacio Ittihadiya en el distrito de Heliópolis.

Dos bombas estallaron cerca del palacio presidencial de El Cairo, señaló la policía, días después de que los islamistas advirtieron que habían plantado varios explosivos en la zona.

No estaba inmediatamente claro si el presidente Abdel Fattah al-Sisi estaba en el palacio en el momento de los atentados, reportó el canal árabe de noticias Al Arabiya.

Funcionarios de la policía indicaron que la primera bomba hirió a tres mujeres, mientras que la segunda mató al jefe de la policía y provocó heridas a tres policías.

Los dos ataques ocurrieron en el marco de las proximas celebraciones para conmemorar el aniversario de las protestas que condujeron a la caída del presidente islamista Mohamed Mursi, quien llegó a la primera magistratura apoyado por los Hermanos Musulmanes.

No se espera que haya una alta participación en la plaza Tahrir en El Cairo, donde se llevaron a cabo las protestas que condujeron al golpe de Estado que retiró al entonces presidente Mursi del poder, 12 meses de haber sido electo a la Presidencia.

La campaña, llamada Tamarod (que en árabe significa "rebelión"), acusó a Mursi de "amenazar a su propio pueblo", y rechazó la reglas de los Hermanos Musulmanes.

Las protestas llevaron al entonces jefe del Ejército, Al-Sisi a encabezar el derrocamiento de Mursi, quien fue sustituido por el presidente de la Corte Constitucional Suprema, Adly Mansour, en forma provisional.

Desde el derrocamiento del presidente islamista Mursi, una ola de ataques de militantes y explosiones dirigidas a personal de seguridad y las instituciones públicas han aumentado principalmente en la conflictiva península del Sinaí.