Deschamps desea que Francia imponga su ritmo contra Nigeria

Didier Deschamps, director técnico de Francia, afirmó que la intención de su selección es tener el balón e imponer su ritmo en el partido contra Nigeria, por su pase a cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

"Prefiero que mi equipo tenga el balón e imponga el ritmo a su oponente. Nigeria es un buen equipo defensivamente, así que dependerá de nosotros encontrar soluciones para superarles", indicó el entrenador francés.

Deschamps opinó que el horario del encuentro, a las 13:00 horas, tiempo de Brasil, es algo inusual, por lo cual supone que hará mucho calor. "Vendrá mejor a los rivales, pues los nigerianos están más acostumbrados, lo cual afectaría el ritmo del juego".

Sobre Nigeria, reconoció que es un equipo atlético que en defensa se mantiene en su lugar. "Tiene potencia y velocidad con jugadores como Musa, Emenike y Odemwingie. Perdieron a Babatunde, quien sufrió una fractura en la muñeca, pero tienen varias opciones para reemplazarlo".

El seleccionador de Francia detalló que si llegaran a tanda de penaltis, en los entrenamientos sus pupilos se han mostrado certeros, "pero después de 120 minutos y con el mundo pendiente a lo mejor no son los mismos los que los quieren tirar", dijo en tono de broma.

Con la calificación del representativo francés a los octavos de final, el timonel consideró que clave del desempeño invicto en la ronda de grupos fueron "el espíritu de equipo y la mentalidad de los jugadores son esenciales. Eso no es lo que gana partidos, pero no se puede ganar sin él".

Luego de terminar la primera ronda con paso invicto, ocho goles a favor y sólo dos recibidos, percibe que los integrantes del representativo galo tienen los pies bien puestos sobre la tierra.

"Por ahora, no he sentido un exceso de confianza, por lo que no he necesitado intervenir, pero no podemos darnos el lujo de relajarnos", comentó el timonel al sitio oficial de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Quien fuera campeón por su país en 1998 ha contado con el apoyo de sus pupilos, pues todos están dispuestos a dar lo mejor de cada uno. Muestra de ello es que para el choque ante Ecuador hizo seis cambios y no se desniveló su equipo en la cancha.

"Estoy muy contento con su rendimiento, aunque creo que podríamos haber jugado mejor como equipo. Pero es importante que el mayor número posible de elementos sean capaces de mantenerse listos para un partido durante el tiempo de juego que tengan", comentó Deschamps.

De cara al partido de octavos de final ante Nigeria de mañana, opinó: "Ellos, sin duda, nos causarán problemas a nivel físico y tienen delanteros que pueden hacer la diferencia en cualquier momento".